Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Benedicto Rojo Traviesa Ganadero del concejo de Onís

“Proteger al lobo, que no mata por comer, es como proteger a terroristas”

“Tememos penalizaciones en la PAC por no poder cumplir las medidas preventivas del cánido”

Benedicto Rojo Traviesa. | M. V.

Es ganadero de Bobia de Abajo (Onís), ya lo eran su sus padres y la tradición viene de varias generaciones atrás. Cuenta con más de 300 cabezas de ganados entre vacas y yeguas. Conocido como “Titón”, el ganadero expresa el sentir de muchos que ven el fin de la ganadería extensiva con la inclusión de lobo en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (Lespre) y las medidas de prevención que conlleva.

–¿Qué supone la protección que se ha dado al lobo para un ganadero ?

–Proteger una camada de lobos en donde hay una actividad ganadera y agraria como es la zona de Picos de Europa, que está llena de ganado, desequilibra toda la cadena trófica. Es la guinda del pastel del lobo tanto en fauna como en animales domésticos.

–¿Se ven muy afectados por el lobo?

–Es el máximo depredador. No mata por comer, sino por ensaño, por destrozar y proteger eso es como proteger una banda terrorista.

–Compare la situación actual, con lo que pasaba hace años

–Hay notas antiguas donde se recoge que antes se pagaba por regular la fauna tanto el lobo, como el zorro, la jineta, el turón... Había un precio que los Ayuntamientos estipulaban y si se localizaba un lobo que causaba daños pues se actuaba y se compensaban.

–Han vuelto las ferias ganaderas y el sentir que se repite es que no dejan de bajar los precios del ganado, mientras suben los precios que rodean a la actividad

–Está muy mal. La carne baja y los piensos suben. Subieron 50 euros el pienso y los terneros bajaron sobre 250 euros y estamos vendiendo con precios de hace 40 años. Estamos ahí por sobrevivir, porque no tienes a otro sitio donde ir. Como negocio o como futuro, no hay ninguno. Con el lobo incluido en el Lespre, con las medidas preventivas que quieren imponer, el desequilibrio que genera y lo que cuestan los piensos...

–¿Hay posibilidades de relevo generacional?

–Alguno que pueda coger la herencia de una familia con la explotación montada, pero montar una iniciativa de este tipo a título personal, empezando de cero no compensa.

–¿Cómo conviven estas nuevas medidas con la lucha contra la España vaciada?

–Dar la protección al lobo en toda la España vaciada supone enterrarla. Ya no estaríamos hablando de fijar población. Es más, la gente que viviera de la ganadería tampoco podría quedarse. Hay zonas muy ganaderas como Extremadura, Andalucía, la sierra de Albarracín y Pirineos y la sierra de Madrid, donde el lobo todavía no hizo muchos estragos. Dar una protección total al lobo desequilibraría la carga ganadera de esas zonas también. Se contradicen, porque por un lado quieren fijar población y por el otro te meten el cánido que nos machaca, el de matar.

––¿Por qué se desequilibraría la carga ganadera en esas zonas?

–Visto está que en Picos había una carga ganadera equilibrada tanto de ovino, caprino y vacuna y en algunas zonas caballar, los montes estaban más limpios, no había incendios y al desequilibrar la carga podemos hablar de que tenemos las mismas UGM (unidades de ganado), pero están traducidas a vacuno y, en concreto, a vacuno mayor. Los terneros no los podemos echar al monte, porque los matan los lobos. Es algo que va directamente contra la ganadería.

–Siempre se ha mostrado en desacuerdo con las medidas preventivas asociadas al Lespre: cierres, perros...

–No todo el mundo puede cumplir las medidas preventivas. En las zonas de montaña donde hay ganadería en extensivo, con una orografía del terreno muy irregular no puedes hacer un manejo de cerrar los animales todas las noches en un corral y tener los perros. Además un mastín va con ciertos animales, no puede controlar todo el rebaño.

–¿En qué puede afectar todo esto a la gestión de los daños?

–Pues cuando la gente quiera ir a cobrar los daños hay una trampa en todo esto. Las medidas se quieren acoplar a la PAC (Política Agrícola Común), por lo que la persona que no cumpla con los requisitos de prevención puede perder dinero de la PAC por no tener medidas preventivas, y no pagarte los daños. Tememos que nos penalicen en la ayudas de la PAC.

–Asturias va a recurrir con otras comunidades contra las medidas del Gobierno central

–Una cosa sería lo que hacen como Gobierno en Asturias y otra lo que piensan en la Federación Socialista Asturiana. La “abuelita” y sus muchachos a ver qué es lo que piensan, a ver si quieren mejorar el mundo rural o acabar de destrozarlo a nivel de partido.

–Ponga ejemplos reales de en qué afecta la protección del lobo

–En la zona de Picos el desequilibrio supuso acabar con la reciella (ganado menor), se perdieron las mantecas, los quesos , los cabritos, los corderos... Vas a un restaurante y pone “Cabrito de Picos”, pero de qué Picos. Si no hay. Es una pérdida importante.

–Valore las ayudas asociadas para la implantación de medidas preventivas.

–Destinaron 8 millones de euros de subvención para activar las medidas de prevención que es como poner un caramelo a la puerta de un colegio. 8 millones de euros para toda España si meten a los lobos, que por cierto se los regalamos a una pareja para que la lleven para allá cuando quieran. Es una tapadera de boca.

–¿Les han tenido en cuenta como parte implicada del problema?

–Hicieron muy mal en haber metido esta ley para el Lespre sin haber tenido una reunión con todas las regiones y sindicatos agrarios, ganaderos, alcaldes. Tenía que haber habido reunión de consenso y haber podido llegar a acuerdos y hacer un borrador de qué es lo que vamos a querer proteger y una partida presupuestaria.

–¿Cómo valora el papel de la vicepresidenta Teresa Ribera?

–Tendría que haber presentado la dimisión por responsabilidad ya con el incendio de Málaga. Ahí quemaron cortijos, quemaron animales, y es la máxima responsable de como están los montes. Por otro lado, a veces pienso que cuanto más protección le den al lobo primero se va a terminar. Porque en este país a todo lo que se da una protección total desaparece. Tenemos 3 ejemplos claros: las partidas que se gastaron en el urogallo, en el lince ibérico y en las casonas antiguas que no las puede arreglar porque tienen que adaptarse a la normativa que les imponen.

Compartir el artículo

stats