Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias volverá a tener un presupuesto récord en 2022: más de 5.300 millones

El Gobierno regional plantea incluir en una ley posterior las rebajas fiscales que exige Foro a cambio de apoyar la oficialidad del asturiano

Reunión de la delegación del PSOE, encabezada por Adrián Barbón, con el PP de Teresa Mallada.

El Principado volverá a tener un Presupuesto récord en 2022, de más de 5.300 millones de euros, según se desprende de la negociación que arrancó ayer, con la primera ronda de conversaciones entre el Gobierno socialista y todos los grupos de la oposición, excepto Vox, excluido como ya viene siendo norma en esta legislatura por su cuestionamiento al estado autonómico. La consejera de Hacienda, Ana Cárcaba, confirmó que el techo de gasto no financiero será “muy similar” al del presente ejercicio, apenas de cinco millones más, para alcanzar los 4.608 millones, aunque avanzó que la cifra definitiva será más elevada, ya que habrá que añadir el dinero procedente de los nuevos fondos europeos. El inicio de la negociación presupuestaria estuvo marcado por la propuesta de Foro, que exige una amplia reforma fiscal, incluida la supresión del Impuesto de Sucesiones y rebajas del IRPF, aunque el Gobierno rechazó “rotundamente” que la negociación de las cuentas de 2022 y la reforma estatutaria vayan a estar vinculadas.

El Principado cuenta en el actual ejercicio con un Presupuesto de 5.237 millones, el más alto de toda la serie autonómica, tras partir de un techo de gasto de 4.603 y crecer más un 12 por ciento respecto a 2020, sobre todo para hacer frente a la crisis del covid. La consejera de Hacienda adelantó ayer a la oposición que el techo de gasto será “similar”, de 4.608 millones, una cifra a la que se sumarán los recursos procedentes del mecanismo europeo de recuperación y resiliencia que, de momento, ascienden a 167 millones, aunque esta cifra aún podrá ser superior a lo largo del ejercicio. Y todavía habrá que incorporar los ingresos financieros para afrontar los vencimientos de la deuda, que pasarán ampliamente de los 550 millones de euros para la próxima anualidad.

Con la delegación de Ciudadanos, junto a Susana Fernández.

Presupuesto y Estatuto

Una de las cuestiones a dilucidar en esta negociación de los Presupuestos autonómicos es si prosperará la propuesta de rebajas fiscales, una reivindicación clásica de los partidos de la derecha que ha cobrado un nuevo impulso al vincularla Foro a su apoyo, que resultaría decisivo, a la oficialidad del asturiano. La consejera Ana Cárcaba rechazó “rotundamente” la vinculación de la negociación de las próximas cuentas y la reforma del Estatuto de Autonomía, aunque reconoció que en todos los procesos sobre los Presupuestos autonómicos “se realizan propuestas fiscales que deberán ser traducidas en cifras”, conforme avancen las conversaciones. De momento, Cárcaba no precisó ayer el coste que supondrían las rebajas fiscales en Sucesiones y en el IRPF, pero destacó la necesidad del Presupuesto de 2022 “para la reactivación económica y para terminar de afrontar esta situación de pandemia”, por lo que apeló a “un amplio consenso” que lo haga posible. Al final de una larga jornada de reuniones, Cárcaba hizo “una valoración positiva”, pues “todos los grupos han mostrado una voluntad de negociar, dialogar y llegar a acuerdos”.

El portavoz de Foro, Adrián Pumares, defendió que las iniciativas fiscales para apoyar la oficialidad deberían “tener encaje en esta negociación presupuestaria”, aunque reconoció que su grupo no planteará “líneas rojas”, al tiempo que pidió al resto de partidos que hagan esfuerzos para llegar a acuerdos positivos para Asturias. “Nuestras propuestas son fáciles de cuantificar y tienen encaje en esta negociación, pero no son cerradas”, afirmó Pumares. Su partido presentó una amplia lista de reivindicaciones en la que figuraban, entre otras, la reforma integral del Corredor del Navia, los accesos a la Zalia y una fiscalidad diferenciada para la zona rural.

Con Podemos, junto a Daniel Ripa.

La presidenta del PP asturiano, Teresa Mallada, recordó que la reducción del esfuerzo fiscal en Asturias es una de las estrategias de su formación. “Hemos pedido avanzar en esa rebaja y hemos planteado que, si hay margen a lo largo del próximo año, no se espere”, señaló la portavoz popular en referencia a la iniciativa forista de ligar esa reducción impositiva a un acuerdo sobre la cooficialidad. “El PSOE ha desinvolucrado una cuestión de la otra y nosotros lo que decimos al Gobierno es que se deje de juegos políticos y no retrase una necesidad evidente para Asturias, como es la reducción de impuestos”. Además, Mallada pidió al Ejecutivo socialista que “no desatienda las peticiones de los ayuntamientos que han tenido que hacer un gran esfuerzo en la pandemia”, de las que citó como ejemplo las reivindicaciones de Oviedo, con petición de recursos para el Camino de Santiago, la construcción de los institutos de La Corredoria y La Florida y el centro de educación especial de Monte Cerrao o la unificación de las sedes judiciales, entre otras. El PP asturiano también trasladó a los socialistas el interés en conocer la cuantía de las partidas que dedicará el Principado el próximo año a la mejora del empleo, “una de las debilidades de Asturias”, a las ayudas a la natalidad, o a los planes de la Formación Profesional y de la reforma de la Atención Primaria. El PP presentó un documento sobre prioridades presupuestarias que el Gobierno “nos ha dicho, con buen talante, que va a estudiar”.

Ya en las conversaciones de la tarde fue cuando la portavoz de Ciudadanos, Susana Fernández, aseguró que la pretensión del Gobierno socialista es separar en una ley posterior a la del Presupuesto las rebajas fiscales que Foro ha puesto como condición a la oficialidad, para que sean apoyadas por los partidos favorables a la reforma del Estatuto. “No es una maniobra adecuada”, valoró la diputada del grupo naranja, que compareció junto al portavoz autonómico del partido, Nacho Cuesta. Susana Fernández, sin embargo, afirmó que su grupo apuesta “por ir dando pasos. A ver hasta dónde podemos llegar para que Ciudadanos se vea reflejado en este Presupuesto”.

Con Izquierda Unida de Asturias, junto a Ángela Vallina.

“Muy buena sintonía”

Covadonga Tomé, coportavoz de Podemos, destacó la “muy buena sintonía” con el Partido Socialista en este arranque negociador, aunque apuntó la “poca concreción” de las medidas para blindar “el latido social” en las cuentas del próximo año y “cuidar a las familias asturianas que peor lo pasaron en la pandemia y con anterioridad”. Tomé señaló “la preocupación por los datos del informe Arope”, que sitúan a Asturias a la cabeza del país en el número de familias en riesgo de pobreza. “En el Presupuesto deben tomarse medidas para tratar de revertir ese ranking”, planteó la diputada. Y reconoció la coincidencia en líneas generales sobre la necesidad de revitalizar la sanidad, con hincapié en la Atención Primaria, la Salud Mental y la atención sociosanitaria.

Con Adrián Pumares, de Foro.

Podemos aprovechó el encuentro para insistir en su reivindicación de la gratuidad y universalidad de las escuelas para menores de 3 años y de que el remanente liberado por el Ingreso Mínimo Vital se destine a políticas sociales”. El coordinador de IU, Ovidio Zapico, también reconoció “una gran coincidencia en los grandes ejes del Presupuesto”, entre los que citó, por ejemplo, la incorporación de los acuerdos de la concertación” así como la prioridad de “mimar el corazón social”, con especial atención a “los servicios públicos de calidad”. Pero también quiso ser “claro” en que la coalición no es partidaria de rebajar el impuesto de Sucesiones en las cuentas de 2022.

Compartir el artículo

stats