Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Banco de Alimentos pone a prueba la solidaridad asturiana en “La gran recogida”

La entidad espera obtener dinero para comprar 400.000 kilos de comida en una campaña que se inicia mañana y acaba el próximo jueves

Por la izquierda, Juan José Cima, María Velasco y Alberto González, ayer, en la sede de la FADE. | Irma Collín

“Es tiempo de donar”. Con ese lema encabeza el Banco de Alimentos de Asturias la campaña que presentaron ayer en la sede de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) y que han denominado “La gran recogida”, que comienza mañana y que concluye el próximo jueves. La recaudación se hará en 344 supermercados y a través de la página web del Banco de Alimentos de Asturias. También se podrán hacer donaciones a través de transferencia o Bizum. Mañana y pasado, más de mil voluntarios estarán presentes en 53 supermercados del centro de Asturias explicando cómo se puede hacer la donación en caja.

El objetivo del Banco de Alimentos asturiano es alcanzar donativos económicos suficientes como para poder adquirir 400.000 kilos de comida. La coordinadora de la entidad en Asturias, María Velasco, explicó ayer en la sede de la FADE que estiman que “con eso se podrán soportar los repartos durante el primer semestre de 2022”. Lo recaudado irá a parar, dijo Velasco, “a las organizaciones sociales con las que el Banco de Alimentos está trabajando” y beneficiará a “18.000 usuarios”. “Todos ellos en riesgo o situación de exclusión social”, añadió.

Uno de los voluntarios que desarrollará la campaña, Juan José Cima, fue el encargado de explicar los pormenores de esta “gran recogida” que estará condicionada por las medidas sanitarias debidas a la pandemia: “No se podrán recoger alimentos físicos y habrá dos formas de donar, o bien en caja de los supermercados o bien on-line”. Cima concretó que, cuando se haga en la caja de un supermercado, “por seguridad no se podrán recoger alimentos en la tienda” y explicó que se trata de que los que deseen colaborar no olviden “hacer su donación al pasar por caja”.

María Velasco, por su parte, explicó cómo está la situación actualmente por el covid: “Las personas en exclusión o riesgo de exclusión aumentaron en 2020, el covid hizo que los índices de pobreza aumentaran, de hecho, el indicador Arope dice que 27% de los asturianos está en situación o en riesgo de exclusión social”. El Banco de Alimentos, añadió Velasco, “detectó un incremento del 15% de usuarios en 2020 y en el 2021 está en un momento de estancamiento”.

Alberto González, director general de la FADE, ratificó su compromiso con el Banco de Alimentos de la región: “El Banco de Alimentos es una de esas cosas en las que a veces nos reparamos y que si no existieran habría que crearlas, la sociedad asturiana tiene mucho que agradecerles”.

Compartir el artículo

stats