Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hostelería se reencuentra con premio

“Aunque soy de pedir y reivindicar para defender a nuestra gente, este acto es para dar las gracias”, dice el presidente de Otea durante la gala de la patronal del turismo asturiano

Por la izquierda, José Antonio Campoviejo, Yolanda Vega, Marta Suárez, Alfredo Canteli, José Luis Álvarez Almeida y José Luis Yzuel, ayer, en Latores durante la gala de Otea. | Irma Collín

Otea celebró ayer una gala que su presidente, José Luis Álvarez Almeida, definió como la del “reencuentro” después de los difíciles momentos por los que atravesó el sector cuyos empresarios representa, los de la hostelería y el turismo de Asturias, que estuvieron entre los más castigados por la pandemia del coronavirus. La patronal de la hostelería entregó sus premios anuales en un acto al que acudieron 580 personas, entre los que estuvieron el presidente de Hostelería de España. José Luis Yzuel, y el de Cehal, la patronal hotelera nacional, José Luis Marichal

Álvarez Almeida fue el encargado de pronunciar el discurso de apertura de la gala y reconoció que fue uno de los “más difíciles” que había dado nunca. Y es que, dijo, era la gala del “reencuentro después de tantos meses echándonos en falta”. El presidente de Otea señaló en un primer momento que, aunque él es “de pedir y de reivindicar”, ayer no lo iba a hacer: “No voy a pedir nada, solo a dar las gracias”. Un agradecimiento que hizo explícito al Ayuntamiento de Oviedo y al Principado, representados por el alcalde Alfredo Canteli y la consejera de Turismo Berta Piñán. “Cuando las instituciones quieren, pueden, y vosotros lo habéis conseguido”, le dijo. Eso sí, hizo una excepción sobre lo de que no haría peticiones: “Alcalde, tienes que seguir siendo valiente con las terrazas”, le dijo a Alfredo Canteli.

En cuanto a los momentos duros que le ha tocado vivir al sector durante la pandemia, reconoció haber sido “muy pesado” en sus demandas, pero señaló que lo hizo “para defender a los nuestros”: “No nos va a callar nadie a la hora de defender a los nuestros, a la gente que lo está pasando mal”, añadió. También pidió un aplauso, que fue secundado por todos los presentes, para Nacho Manzano, que va a recibir el Premio Nacional de Gastronomía al mejor jefe de cocina de 2021.

A continuación se comenzaron a entregar los galardones. Uno de los principales fue a parar a José Antonio Campoviejo, el de Embajador del sector turístico asturiano. Álvarez Almeida dijo de él que “un cocinero humilde pero grande”, alguien que “sabe lo que es estar al lado de la gente que lo necesita”. Otro de los premios importantes de esta gala, el de Embajador de la asturianía, no fue para nadie del sector de la hostelería y el turismo sino para tres periodistas deportivos de la región, que dirigen los deportes de la cadena de radio Cope. El galardón lo recogió Heri Frade. Álvarez Almeida destacó de ellos la promoción que hacen de la región y aseguró que era “un honor entregarles un premio”.

Entre los galardones que se concedieron en el Restaurante Deloya Latores también estaban los Premios Valores. Uno de ellos, el que corresponde al compromiso asociativo, fue a parar a Pepe Santiago, del restaurante La Cofradía, de Puerto de Vega, al que se considera como “una autentica institución en el Occidente de Asturias”. En esa zona de la región lleva tiempo Pepe Santiago, como destacaron desde Otea, “desarrollando una labor hostelera y turística densa y profunda” y demostrando “su compromiso con el sector a través del asociacionismo”, que, explican, “es el eje de su personalidad profesional”. “Son muchos hosteleros a los que prestó su ayuda desinteresada”, concluyen.

También se entregó el premio Nunca Antes, que fue a parar a los apartamentos rurales Astur, de Proaza. Un establecimiento que, destaca la patronal hotelera, “es ejemplo de innovación en el sector turístico, apostando por un turismo responsable y sin masificaciones”. Un proyecto que, añaden, destaca por ser “sostenible, con energías renovables y cocina ecológica”.

La casa de aldea Pamirandi, de Asiegu (Cabrales), se llevó el premio al compromiso con la tradición asturiana por haber prestado atención a “mantener en el establecimiento el estilo tradicional asturiano, con una esmerada rehabilitación para conservar la esencia de la cultura cabraliega y el carácter campesino”. Todo ello “sin perder un ápice de calidad y confort”. Entre las actividades que realizan y que quiso destacar Otea están “la excursión etnográfica por el pueblo de Asiegu y la espicha tradicional”.

Los premios de la patronal del turismo asturiana quisieron también reconocer a uno de los sectores que con más dureza ha sufrido las restricciones por la pandemia del coronavirus, el de la hostelería nocturna. A todo el sector en su conjunto se entregó el premio “Mi gran noche”. A ellos se les quiso agradecer “su capacidad de resiliencia”. El último de los premios valores fue a parar al restaurante mesón El Centro, de Puerto de Vega (Navia), que se llevó el premio hostelería por el clima, “por su compromiso con el medio ambiente al integrarse en la comunidad ‘por el clima’, iniciativa que promueven Coca Cola y Hostelería de España”. El objetivo es “ser más sostenible con el medio ambiente usando herramientas que sirvan a su vez de concienciación en la lucha contra el cambio climático”.

También se entregaron unos diplomas de honor a Teresa García Marín, del camping Naranjo de Bulnes (Cabrales); a Carmelo Ramos Valero, de la cafetería Mayca (Gijón); a Rosa Vázquez y Juan José Suárez, del restaurante El Acebo (Oviedo); a Montse García, del hotel Bufón de Arenillas (Llanes); a Rosa María Megido, de la cafetería Jeyro, de Felechosa (Aller); y a Rosa González Álvarez, de la cafetería Luarca (Avilés).

Los premios


  • Embajador de la asturianía. Al equipo de deportes de la Cope en el que trabajan los asturianos Juanma Castaño, Paco González y Heri Frade.
  • Embajador del sector turístico asturiano. A José Antonio Campoviejo, del Corral del Indianu, de Arriondas (Parres).
  • Premios valores. A Pepe Santiago; a los apartamentos rurales Cielo Astur; al hotel Brillante; a la casa de aldea Pamirandi; a la hostelería nocturna; y al restaurante El Centro.
  • Diplomas de honor. A Teresa García, Carmelo Ramos, Rosa Vázquez y Juan José Suárez, Montse García, María Rosa Megido y Rosa González.

Compartir el artículo

stats