Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ola de covid sigue creciendo y un 85% de los hospitalizados tiene la vacuna

Rafael Cofiño, director de Salud Pública: “Una persona no vacunada tiene tres veces más riesgo de enfermedad grave y siete veces más de UCI”

Sanitarios preparan pruebas de detección del COVID-19. | M.J. LÓPEZ

Lo que parece ser, con bastante claridad, la sexta del covid en Asturias, sigue cobrando altura. Y lo está haciendo de una manera que requiere más explicaciones que las ondas anteriores, debido al mayor desfase que se aprecia –al menos, por el momento– entre las cifras de infectados y las de hospitalizados. La tasa de incidencia ha vuelto a aumentar, tras los 77 casos registrados anteayer jueves, que llegan después de los 84 contabilizados el miércoles. Son cifras que consolidan un aumento preocupante tras casi tres meses de tranquilidad.

¿Y los ingresados por coronavirus? Las cifras difundidas ayer –29 en planta y 7 en cuidados intensivos (UCI)– marcan un descenso con relación a las del día previo –31 y 9, respectivamente–, pese a lo cual el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tiene preparada una nueva planta dedicada enfermos de covid. Aunque la cifra de contagiados crezca de forma o con altibajos, sí que aumentan los casos sospechosos que, en tanto no son confirmados o descartados, deben ser tratados como positivos. Por el momento, no se ha decidido que los hospitales de Cabueñes (Gijón) y San Agustín (Avilés), reabran espacios para infectados, pero esta medida puede estar cerca.

Uno de los datos negativos que ayer comunicó la Consejería de Salud es el fallecimiento por coronavirus de dos hombres, uno de 55 años y otro de 67.

Según ha podido saber este periódico, el 85 por ciento de los hospitalizados por covid en Asturias había recibido la vacuna. Ante este panorama, emerge una pregunta: ¿Está funcionando la vacuna anticovid? La respuesta la dio el director general de Salud Pública del Principado, Rafael Cofiño: “La vacunación sigue siendo el máximo elemento de protección que tenemos actualmente”. Y añadió que, con los datos actualmente disponibles, “sabemos que una persona no vacunada tiene tres ves más riesgo de desarrollar una enfermedad grave y de hospitalización, y siete veces más de riesgo de ingreso en una UCI”. Conclusión del doctor Cofiño: “La protección de la vacuna es clara y evidente”.

El director general de Salud Pública indicó que, ante el panorama epidémico actual, “es clave mantener las medidas de protección, sobre todo evitar interacciones en espacios cerrados y mal ventilados”. Rafael Cofiño precisó que, en Asturias, “estamos viendo un incremento de incidencia, algo que es generalizado en todas las comunidades autónomas y que posiblemente siga en los próximos días”.

Por el momento, el Principado registra la segunda incidencia más baja de toda España, sólo por detrás –desde ayer– de Extremadura. La tasa de Asturias es de 58,7 casos por cada 100.000 habitantes en catorce días, y la del conjunto de España de casi el doble: 112 por 100.000. Este último dato, creciente, se sitúa aún lejos de los registrados en algunos países europeos, en los que la nueva ola ha adquirido una gran velocidad y está provocando una emergencia sanitaria, en un contexto general de menor tasa de población vacunada.

Acerca de la situación de los centros sanitarios de la región, el director general de Salud Pública señaló: “La presión asistencial es contenida, pero con un discreto incremento, y es clave vigilar lo que sucede en atención primaria y en los hospitales”.

Ayer por la mañana se pronunció también sobre la subida de la ola epidémica, y acerca de las posibles restricciones que puede conllevar, la portavoz del Gobierno regional, Melania Álvarez, quien indicó que el Ejecutivo autonómico está a la espera de una decisión conjunta a nivel nacional para “tomar decisiones”. Según Álvarez, “de momento estamos a la espera de que la Comisión de Salud Pública decida si hay que tomar alguna medida concreta”. La portavoz puntualizó que el indicador que el Gobierno está siguiendo con especial atención no es el de nuevos diagnosticados, sino es el de los casos graves que puedan derivar en ingresos hospitalarios.

La principal medida que está en el aire es si será necesario mostrar el “pasaporte covid” para acceder a determinados espacios, como ya ocurre en algunos países europeos donde la incidencia del virus es muy alta. Aragón, Canarias, Murcia, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana y Navarra, Galicia, Andalucía y Castilla y León son las comunidades autónomas que pretenden instaurar esta medida y han comenzado a presionar a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, para que coordine a nivel estatal la implantación de este certificado covid.

Compartir el artículo

stats