“Todo sube menos lo nuestro”. Fue el mensaje que lanzaron representantes del campo asturiano a través de LA NUEVA ESPAÑA hace escasas semanas. La escalada mundial del precio de las materias primas hace daño especialmente a un sector que empieza a movilizarse y de aquí a Navidad tiene previstas varias protestas porque, sostienen, están con el agua al cuello. Este miércoles les tocó el turno a los agricultores de frutas y hortalizas, convocados por las organizaciones agrarias UPA, COAG y Asaja, además de Coexphal. Se movilizaron en Madrid con pitadas, coreando consignas en defensa del sector y con pancartas –en la foto– en las que se podía leer: “Los costes de producción nos ahogan. Sin rentabilidad no hay futuro”.