Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La carretera del Angliru, en Riosa, se convierte en una cascada de barro

Las Cuencas registran argayos, inundaciones en polígonos y cortes de vías, pero sin daños graves

La carretera de acceso al puerto del Angliru, llena de agua y barro.

Riosa fue ayer el concejo de las Cuencas más afectado por el temporal de lluvia. La alcaldesa, Ana Díaz, estuvo todo el día pendiente de las incidencias. “Tenemos muchos argayos, se ha inundado el campo de fútbol y el tráfico se ha visto afectado en algunas vías por la acumulación de agua”, explicó la regidora. La carretera de acceso al Angliru pareció por momentos una pequeña cascada, con un río de barro fluyendo hacia el fondo del valle.

En Mieres también hubo incidencias, aunque sin lamentar daños graves. En Agualestro, en Turón, el desagüe se vio desbordado y en varias casas temieron acabar anegados. “Llevamos años pidiendo una actuación en la canalización, pero nadie nos hace caso”, apuntaron los vecinos. También hubo inundaciones en varios polígonos industriales , en especial en Fábrica de Mieres. En Cenera, un argayo dejó parcialmente bloqueado el acceso a la Feidosa. La circulación por varias vías se vio dificultadas también por la presencia de grandes charcos: “Hay mucha hoja en el suelo y el alcantarillado se atasca con facilidad”, lamentaron los responsables del servicio de Obras.

Las intensas lluvias provocaron la movilización extraordinaria de un retén de operarios del Ayuntamiento de Langreo para atender durante toda la jornada a las incidencias. Por la mañana, se cortó durante alrededor de dos horas un tramo de una calle el barrio de La Joécara, debido a un atasco que provocó la acumulación de agua, en el que intervinieron trabajadores municipales y de Aguas de Langreo. También se actuó en la antigua carretera general en Ciaño y en La Nueva para evitar inundaciones.

La carretera de acceso al puerto del Angliru, llena de agua y barro.

La carretera de acceso al puerto del Angliru, llena de agua y barro.

Riosa fue ayer el concejo de las Cuencas más afectado por el temporal de lluvia. La alcaldesa, Ana Díaz, estuvo todo el día pendiente de las incidencias. “Tenemos muchos argayos, se ha inundado el campo de fútbol y el tráfico se ha visto afectado en algunas vías por la acumulación de agua”, explicó la regidora. La carretera de acceso al Angliru pareció por momentos una pequeña cascada, con un río de barro fluyendo hacia el fondo del valle.

En Mieres también hubo incidencias, aunque sin lamentar daños graves. En Agualestro, en Turón, el desagüe se vio desbordado y en varias casas temieron acabar anegados. “Llevamos años pidiendo una actuación en la canalización, pero nadie nos hace caso”, apuntaron los vecinos. También hubo inundaciones en varios polígonos industriales , en especial en Fábrica de Mieres. En Cenera, un argayo dejó parcialmente bloqueado el acceso a la Feidosa. La circulación por varias vías se vio dificultadas también por la presencia de grandes charcos: “Hay mucha hoja en el suelo y el alcantarillado se atasca con facilidad”, lamentaron los responsables del servicio de Obras.

Las intensas lluvias provocaron la movilización extraordinaria de un retén de operarios del Ayuntamiento de Langreo para atender durante toda la jornada a las incidencias. Por la mañana, se cortó durante alrededor de dos horas un tramo de una calle el barrio de La Joécara, debido a un atasco que provocó la acumulación de agua, en el que intervinieron trabajadores municipales y de Aguas de Langreo. También se actuó en la antigua carretera general en Ciaño y en La Nueva para evitar inundaciones.

Compartir el artículo

stats