Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud habla de “nueva oleada”, pero confía en que las Navidades “sean como nos merecemos”

El Principado recurre a veinte rastreadores del Ejército y el Hospital Álvarez-Buylla de Mieres abre una planta para pacientes infectados

Varios celadores trasladan a un paciente en el HUCA. IRMA COLLÍN

Asturias está en alerta ante el aumento general de casos de covid, que el consejero de Salud, Pablo Fernández, calificó de “nueva oleada”. Pero por el momento se descartan nuevas restricciones en la confianza de que el alto porcentaje de personas vacunadas, la aplicación de terceras dosis y la ampliación de las personas inmunizadas logren frenar el continuado ascenso de casos. La mirada está puesta en las Navidades, de ahí que algunas comunidades pidan aplicar ya limitaciones con el objetivo de que sirvan para salvar la movilidad y actividad de ocio en las Fiestas.

En Principado ha solicitado al Ejército veinte rastreadores ante el incremento de casos. Salud ya había aumentado de 18 a 36 personas la plantilla dependiente de la consejería que buscaba los contactos estrechos de los infectados y controlaba a los confinados. Se trata, según el consejero Pablo Fernández, de “ir por delante de esta nueva oleada y anticiparnos a los efectos del virus”. Conforme evolucionen los datos, se irá contratando a más personal, añadió. Fernández convino en que se agrava la situación. “Lo que estamos viendo en otros países de Europa es muy preocupante. En España, tenemos afortunadamente mayor cobertura de vacunación que en otros países de Europa, eso nos puede proteger de la hospitalización, que es lo más importante”, dijo. E insistió en que “el objetivo es que cuando lleguemos a las Navidad podamos celebrarlas como nos merecemos con nuestros allegados”. Preocupa sobre todo la situación de Portugal, con un nivel de vacunación similar al español: “Se están viendo efectos en la hospitalización”, dijo. Por eso pidió prudencia a la población, en tanto se tiene “preparado un plan de contingencia para el caso de que aumenten los ingresos”. Fernández indicó que “ya hay plantas covid en otros hospitales, aparte del HUCA (Hospital Universitario Central de Asturias)”, aunque la región está “con menos hospitalizaciones, y en riesgos bajos”.

Las autoridades sanitarias comunicaron ayer a los responsables del Hospital Álvarez Buylla de Mieres que desde hoy tendrán que hacerse cargo de los pacientes con coronavirus que se registren en su zona. De esta manera el SESPA continúa con el despliegue de efectivos que obligó a abrir plantas para pacientes con coronavirus en Gijón y Avilés hace unos días. Durante la desescalada el HUCA, que ya ha aplazado cirugías, llegó a ser el único centro médico de la región que ingresaba este tipo de pacientes.

Dosis para mayores de 60

El consejero Pablo Fernández también se refirió a la tercera dosis y urgió su aplicación cuanto antes. “Tenemos que intentar que todas las personas en las que la vulnerabilidad va apareciendo puedan tener esa dosis de recuerdo antes de Navidad. Hasta ahora estábamos vacunando a mayores de 70 años, estamos por encima de la media de España; también a los que tienen una monodosis con Janssen; las personas institucionalizadas en residencias; las que tienen situaciones clínicas que les colocan en vulnerabilidad; y ahora se añaden las personas entre 60 y 69 años y los profesionales de centros sanitarios y sociosanitarios”. Ayer mismo se comenzó la inmunización de esos colectivos. “Se han pedido las dosis adicionales, tenemos capacidad de almacenar y mucha capacidad de administrar lo que nos va llegando, administramos el 100 por 100 de lo que nos va llegando”. Sobre el objetivo de vacunación, admitió que “es difícil, pero vamos a intentarlo”. Mientras, el Ministerio de Sanidad y las autonomías ya estudian administrar dosis de refuerzo a los mayores de 40 años, si la Ponencia de Vacunas lo propone.

Las cifras de Asturias

El número de casos en Asturias sigue subiendo, aunque los niveles de ocupación hospitalaria están bajos. Salud detectó el martes 111 casos de coronavirus (el lunes habían sido 105), y no se registró ningún deceso. El informe suma 74 hospitalizados con sospecha o confirmación de covid, de los que 64 están en planta y otros 10 ingresados en UCI. La ocupación por covid en los hospitales es del 2,15% y en el caso de las UCI se sitúa en el 3,6%. La incidencia acumulada del coronavirus a catorce días (IA14) en Asturias sube en la última jornada de 82,06 a 89,62 casos por cada cien mil habitantes.

El capitán José Carlos López departe con la delegada del Gobierno en presencia del coronel Francisco Javier Puerta tras serle impuesta al primero la Cruz de Oficial de la Orden de Isabel la Católica. | Cristina Velasco

“Esta guerra no ha acabado”, dice la delegada al condecorar al jefe de rastreadores militares


“Esta guerra no ha acabado, se recrudece, por lo que tenemos que estar vigilantes”, aseguró este miércoles la delegada del Gobierno, Delia Losa, sobre la pandemia. Lo hizo en el curso de un acto entrañable, la imposición al capitán José Carlos López Sánchez, jefe de rastreadores del Regimiento “Príncipe” número 3, de la Cruz de Oficial de la Orden de Isabel la Católica. Se trataba de distinguir una labor que la Delegada puso en cifras: “Durante el año que han estado operativos, han trabajado 350 rastreadores del ‘Príncipe’, 300 de ellos sin descanso. En ese periodo han hablado con 13.836 personas que dieron positivo en covid, han localizado a 25.247 contactos estrechos, han hecho el seguimiento de 20.467 confinados y han citado a 18.018 personas para vacunarse”. Losa indicó que, “gracias a ellos, la ciudadanía ha redescubierto a las Fuerzas Armadas, por cómo han hecho suyo el dolor ajeno”. López Sánchez explicó que fue especialmente “complejo y difícil” el inicio del programa, porque se trataba de “un virus con un comportamiento impredecible”. “Ha sido un trabajo ímprobo y arduo”, admitió, al tiempo que extendió a todo su equipo el reconocimiento que supone la Cruz de Oficial de la orden de Isabel la Católica. El capitán aseguró que están “preparados” para volver a trabajar en las labores de apoyo a vigilancia epidemiológica.

Compartir el artículo

stats