Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un descarrilamiento en Navadiello (Lena) interrumpe las conexiones ferroviarias con León durante más de 24 horas

El temporal que azotó este fin de semana el Principado dejó numerosas incidencias en la red ferroviaria de la región

El temporal que azotó este fin de semana el Principado dejó numerosas incidencias en la red ferroviaria de la región. Por un lado, el descarrilamiento de dos vagones de mercancías en Navidiello (Lena) obligó a realizar durante toda la jornada el recorrido entre Gijón y León en autobús. Pese a que ayer, a última hora, Adif informó que de que se había restablecido la circulación, esta mañana continuaban los trasbordos en autobús hasta León.

Según informa Renfe, los viajes de la tarde ya realizarán todo el trayecto en tren. Además, se suprimieron seis trenes durante la tarde entre Gijón y Avilés por una incidencia técnica. Los afectados tomaron los trenes siguientes.

En la línea de Feve Santander-Oviedo se suprimieron por la tarde dos trenes, uno en cada sentido, por una incidencia técnica registrada entre las estaciones de Cabezón de la Sal y Llanes. Hubo servicio alternativo por carretera. También en esa misma línea de ancho métrico, a primera hora de la mañana quedó cortada la vía de Feve entre Nueva y Ribadesella por la caída de un árbol. El trayecto se realizó por carretera hasta que se reanudó la circulación, a las 10.30 horas.

Finalmente, el tren regional que partió a las 9.02 de Valladolid con destino Gijón concluyó su recorrido en León por una incidencia técnica. Debido a las condiciones meteorológicas no se establecieron medios alternativos por carretera, según informó Renfe.

Evacuación del Hospital de Les Arriondes. PRENSA PRINCIPADO.

Aplazado el regreso de los ingresados al Hospital de Arriondas

El riesgo de que el nivel del río Piloña aumente en las próximas horas obligó a aplazar el regreso, previsto para ayer, de los 29 ingresados del Hospital de Arriondas que fueron trasladados a otros centros el pasado miércoles por riesgo de desbordamiento. Hoy se revaluará la situación. “Vamos a actuar con mucho rigor y datos fiables”, avanzó el gerente del centro, José Manuel Llera. “El objetivo que se había anunciado el jueves de recuperar la normalidad en el hospital el lunes (mañana) queda supeditado al análisis de los datos, que realizamos casi cada cuarto de hora”, añadió. Llera destacó que la de ayer fue una jornada “de normalidad” en el centro, idéntica a la que de cualquier otro fin de semana: funcionaron las guardias, las urgencias y la unidad de cuidados avanzados.

La tormenta, mientras tanto, provocó daños en Gijón, la Policía Local protagonizó 57 intervenciones y Bomberos 30. No hubo que lamentar daños personales. Un árbol de 20 metros de altura cayó en el Kilometrín, y parte del alumbrado navideño se desprendió por las fuertes rachas de viento. En la calle Aquilino de Hurlé, en al barrio de La Arena, la caída de uno de los adornos provocó daños en un negocio. Durante la jornada permanecieron cerrados el parque de Isabel La Católica, avenida de El Molinón y el propio Kilometrín. Y desde mediodía, el Jardín Botánico. Seguirá cerrado hoy. Entre otros eventos, se cancelaron la Carrera contra el Sida y el I Certamen de Fotografía del Jardín Botánico. Además, el temporal dio también un susto en El Molinón. Justo a la salida del encuentro disputado entre el Sporting y el Fuenlabrada, la caída de una chapa obligó a cerrar la puerta 10 de estadio.

En Ponga se siguió trabajando a destajo: se canalizó la riega que hacía correr agua por mitad de la localidad de Beleño y se retiró el argayo que cortaba el principal acceso a la localidad. También se reparó un desprendimiento en Cazu.

En el concejo de Llanes, quedó reparada la avería registrada a la altura de la localidad de Puentenuevu en la macrotraída de agua, que había provocado cortes desde el pasado miércoles, durante la mayor parte del día, en Posada y sus inmediaciones. Una vez reparada la avería por la empresa adjudicataria del servicio, Asturagua, el agua empezó a entrar en la tarde de ayer en la arqueta de Santo Toribio, que distribuye el líquido a los depósitos de las localidades de Posada, Balmori, Barru y Celoriu. Se dio prioridad al depósito de esta última localidad, porque sufría problemas de abastecimiento. El agua empezó a manar en los domicilios de Posada poco antes de las seis de la tarde (el depósito se había llenado con la ayuda de camiones cisterna). La normalidad en el servicio llegó a los demás puntos afectados a última hora del día, tal y como había anunciado el Ayuntamiento de Llanes. El temporal también provocó cortes puntuales de luz en varios puntos de la comarca oriental.

La predicción: la cota de nieve irá subiendo de los 600 a los 1.500 metros

El temporal irá, poco a poco, amainando en la jornada de hoy. La Aemet prevé lluvias localmente fuertes y más persistentes en la mitad oriental, donde no se descarta que vayan acompañadas de tormenta al principio del día. En cuanto a la nieve, la alerta naranja permanecerá activa durante la mañana, cuando la cota se mantendrá en torno a los 600 metros. Sin embargo, esta irá en ascenso a lo largo de la jornada hasta situarse en los 1.500 metros al final del día. Habrá nieblas en zonas altas y se espera viento de componente oeste, soplando con más intensidad el noroeste en el litoral y zonas altas, donde no se descartan rachas muy fuertes. De hecho, ya hubo rachas significativas ayer: hasta de 108 kilómetros por hora en Cabo Busto. Durante la jornada apenas se superaron los 12 grados en la región y hubo temperaturas por debajo de cero, la más baja en Leitariegos: -4,2 grados. También irá descendiendo la intensidad del oleaje en todo el litoral, pasando de aleta naranja a amarilla por fenómenos costeros. Y se mantendrá el aviso amarillo por lluvias, sobre todo en el Oriente, donde permanecerá activo hasta última hora del día.

Compartir el artículo

stats