Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias capta a catorce científicos en el exterior: “Volver a casa es un sueño”

La línea de ayudas para atraer talento senior fracasa “por los plazos” al recibir solo una solicitud: un químico gijonés que investiga en Singapur

Sentados en la mesa, el consejero Borja Sánchez y el director general de Innovación, Iván Aitor Lucas, ayer, durante la reunión con los investigadores beneficiarios de las ayudas, algunos presentes online. | Víctor Alonso

El plan de atracción de talento es un “buen comienzo”, pero Asturias debe ofrecer “oportunidades más a largo plazo”. Así lo creen los 14 investigadores de alto nivel que retornarán a la región antes de que finalice el año en el marco del nuevo programa “Margarita Salas”. “Estamos ilusionados; volver a casa es siempre algo ansiado, un sueño”, aseguran los científicos beneficiarios de las ayudas, que provienen de Singapur, EE UU, Holanda, Alemania, Italia, Francia, Suiza e Irlanda. Serán tres talentos menos de los previstos por el Principado, puesto que la modalidad senior, la más ambiciosa y concebida para captar a cuatro investigadores con al menos diez años de experiencia en el exterior, solo recibió un candidato.

“Es un buen comienzo; ahora hay que dar oportunidades más a largo plazo”

Felipe García - Químico, viene de Singapur

decoration

“Tuvimos muchas consultas, pero hemos detectado un problema de plazos”, reconoció el Consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, que ayer se reunió con los investigadores beneficiarios de las ayudas. Algunos de ellos participaron de forma online, ya que todavía se encuentran en el extranjero. El Consejero se comprometió a “volver a convocar” el año que viene los contratos vacantes y, sobre todo, a “trabajar los plazos”, ya que estos programas estuvieron abiertos apenas veinte días como consecuencia del escaso margen de maniobra que dejó el parón de la pandemia. “Son propuestas que llevan tiempo prepararlas y muchos se enteraron de las ayudas cerca de su cierre. Nos toca ir redimensionando el programa y reforzar aquellas líneas que tuvieron más interés, como las de retención”, manifestó.

En este sentido, el titular de Ciencia se comprometió a sacar un calendario “para que los investigadores sepan en todo momento cuándo van a salir las ayudas”, que se baraja que sea “en marzo”. Otro problema que los científicos expusieron en la reunión son los 20.000 euros que contempla la línea “Margarita Salas joven” para la compra de materiales e instrumentación, y que el Principado obliga a gastarlos este año. Teniendo en cuenta que el talento retornado se incorporará a los laboratorios asturianos a finales de año, no hay tiempo para realizar esta inversión. El Consejero dijo que buscará una solución con las instituciones de acogida, que, en la mayoría de los casos, es la Universidad de Oviedo.

“Trabajar fuera enriquece, pero agota; necesitas organizar tu vida”

Mercedes Pérez - Historiadora, viene de Lisboa

decoration

Pese a todo ello, Borja Sánchez considera que el proceso fue un “éxito”. “Hemos conseguido resolver todas las convocatorias este año y eso que muchas salieron en septiembre. Ha sido todo un reto”, subrayó. En concreto, su departamento ha lanzado nueve programas de I+D+i, que permitirán financiar (con 22 millones de euros) 153 proyectos y contratar a 372 investigadores. “Esto era un primer paso que teníamos que dar. Sabemos que podemos mejorar y lo vamos a hacer, pero, vistos los plazos y la cantidad de convocatorias, yo creo que el retorno ha sido muy bueno”, valoró.

Con su plan estrella, el de retención y captación de talento “Margarita Salas”, el Principado ha conseguido finalmente captar a 14 científicos, la mayoría de ellos asturianos. El químico gijonés Felipe García, de 45 años, es uno de ellos. Viene de la Universidad Nanyang de Singapur, donde ha trabajado los últimos diez años, y está considerado uno de los cincuenta autores con mayor producción científica en el mundo en el campo de la mecanosíntesis. García es el único talento “Margarita Salas senior”, que es el contrato más alto. Son 75.000 euros anuales y algo más de 168.000 en tres años para la contratación de personal y la compra de equipos. El gijonés, según cuenta, abrirá una nueva línea de investigación en la Universidad de Oviedo: “Es una línea bastante inusual; a nivel europeo debe haber como mucho diez grupos trabajando en ello”. “Se trata –detalló– de hacer reacciones evitando el uso de disolventes que son tóxicos. Es química sostenible o verde”, detalló.

“Todos ansiamos regresar; me ilusiona hacer ciencia en donde me formé”

Sara Fernández - Bióloga, viene de Irlanda

decoration

Felipe García lleva veinte años fuera de casa. Primero, en Cambridge (Reino Unido), y después, en Singapur. “La vuelta ha sido circunstancial. Se me acabó el contrato y estaba buscando oportunidades a nivel internacional. Surgió esto y me pareció un buen proyecto. Ahora lo que tiene que hacer el Principado es ofrecer una trayectoria más a largo plazo. El plan ‘Margarita Salas’ es un buen comienzo, pero creo que se debería combinar con más apoyo de las instituciones locales”, opinó.

Otro químico, en este caso el gijonés Manuel Plaza Martínez, de 30 años, se incorporará a los laboratorios de Oviedo procedente de la Universidad Técnica de Múnich. Allí, en Alemania, lleva este doctor en Síntesis y Reactividad Química los últimos tres años. Es uno de los diez talentos que recibirán la ayuda “Margarita Salas joven”, creada para captar a investigadores postdoctorales con al menos dos años de experiencia en el extranjero. “Decidí presentarme porque mi sueño siempre fue volver a hacer investigación en la Universidad de Oviedo. Mi objetivo es abrir una nueva línea en fotoquímica, que es el tema más candente hoy en día a nivel mundial y el Departamento de Química no cuenta aún con nadie con experiencia sólida en la materia”, aseguró.

Plaza considera que el plan “Margarita Salas” es “un primer paso muy importante para la vuelta definitiva a Asturias”, aunque, agrega, “no deja de ser un contrato de solo dos años”. “Sin duda, dependerá de si a la Universidad le interesa contratar luego a investigadores jóvenes que puedan aportar frescura a las líneas de investigación en temas de primera importancia a nivel mundial”, añadió.

“Es un primer paso para el retorno, pero no deja de ser un contrato de dos años”

Manuel Plaza - Químico, viene de Alemania

decoration

La bióloga ovetense Sara Fernández Fernández lleva dos años de estancia postdoctoral en Irlanda y, por fin, está otra vez en casa gracias a la ayuda “Margarita Salas joven”. “Volver es algo ansiado por todos, una vez que pasas tiempo fuera. Para mí es muy ilusionante estar mi región y desarrollar un proyecto donde me formé (la Universidad de Oviedo)”, manifestó. La joven científica tratará de implementar “un índice de calidad de aguas basado en herramientas genéticas”, ya que está especializada en el estudio de especies como el salmón, la trucha o la anguila. “Me encantaría verme en un futuro aquí, pero eso ya no depende de mí. Lo que se tendría que ver es que nosotros podemos contribuir a atraer fondos europeos”, señaló.

La historiadora del arte gijonesa Mercedes Pérez Vidal es una de las tres científicas ganadoras del contrato “Margarita Salas retención”. Es la tercera pata del plan y consiste en estabilizar a investigadores con evaluaciones positivas que quedaron a las puertas del programa nacional Ramón y Cajal. “Estoy muy contenta de volver a Asturias. Haber tenido la oportunidad de trabajar en diferentes países me ha resultado muy enriquecedor, sin embargo, llega un momento que eso te agota psicológicamente, que necesitas organizar tu vida y dejar de girar por el mundo”, confesó. Pérez Vidal estuvo en México, Padua (Italia) y Düsselford (Alemania) y, en la actualidad, estaba desarrollando un proyecto de investigación con la Universidad Nueva de Lisboa. “Lo que planteo es estudiar, a partir de las fuentes litúrgicas de los monasterios femeninos de la Península Ibérica, la arquitectura y el arte en la baja Edad Media e incluso la Edad Moderna”, detalló.

Compartir el artículo

stats