Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los padres están contagiando el covid a los niños en Asturias

Asturias pone en marcha los "viernes de vacunación" libre y un nuevo sistema de citación

Escolares con mascarilla en un centro asturiano.

Asturias tiene el logro de ser uno de los territorios del mundo con más población vacunada. ¿Entonces, por qué sigue circulando el virus? Las autoridades sanitarias saben que esa es la pregunta que ahora se está haciendo mucha población de la región. Y la respuesta en la que insistieron es que "la vacunación está demostrando toda su efectividad en reducir el riesgo que tiene la infección -o sea, que reduce la gravedad de la enfermedad-, pero no evita el contagio". Y ese contagio ahora en Asturias está centrándose, según los expertos del Sespa, "en edades medias, de 40 a 69 años, y vinculado a eventos sociales y comidas y cenas tanto en establecimientos públicos como en privados donde no se guardan las medidas de protección. Es donde estamos viendo el mayor riesgo", indicó Miguel Prieto, jefe de alertas y emergencias del covid-19.

Los rastreadores están viendo, además, el importante incremento de contagios que está sucediéndose entre menores de 12 años que son contagiados por sus familiares: sus padres y otros adultos de la familia que estarían relacionándose más en entornos de riesgo. Así se ha visto, de hecho, en los últimos datos relativos a la incidencia del covid en los centros educativos asturianos, donde en la última semana se triplicaron los casos positivos y los estudiantes aislados (1.560 en una semana).

Los especialistas tienen la certeza de que ahora el contagio infantil no se está dando por las relaciones entre escolares, sino más bien por sus relaciones con adultos que se expusieron a riesgos. De ahí que, pese a ese incremento de casos entre la población escolar, el Sespa no ha incluido refuerzo de medidas en los colegios, como sería el volver a grupos burbuja obligatorios y otras restricciones que sí hubo el curso pasado. Se da la circunstancia, además, de que los medidores de CO2 en los centros educativos son, prácticamente, una realidad generalizada.

Desde el Sespa han remarcado que no sólo se han incrementado los rastreadores para controlar la trazabilidad de esos contagios, sino que se ha puesto un sistema para que cualquier persona que tenga síntomas compatibles con el covid, aunque sean muy básicos (como tos o fiebre o dolor de garganta) puedan pedir por internet una prueba PCR, lo que activará el sistema para que sea llamado a realizarse la prueba. "Y con eso estamos adelantando mucho los tiempos", indicó Concepción Saavedra, gerente del Sespa. Sólo ayer se realizaron más de 4.000 PCR en Asturias. 

También se adelantó, por parte del Sespa, que a partir del viernes 10 de diciembre, se van a poner en marcha los "viernes de vacunación libre". En espacios y en horas que serán comunicadas con antelación, se pondrá la vacuna a toda persona que no esté inmunizada y quiere que se le administre.

Además también se va a poner en marcha un nuevo sistema de citación, con llamadas de teléfono a la población entre 60 y 69 años, para la tercera dosis de vacuna. Y se prevé que toda esa población esté inmunizada con la tercera dosis para el 20 de diciembre.

Saavedra recordó también que cualquier persona que no haya sido vacunada y que quiera serlo puede enviar un correo electrónico a la dirección incidenciacitacionautomatica@sespa.es y serán llamados para resolver su situación.

Compartir el artículo

stats