El Principado anuncia nuevas medidas para paliar los efectos de la sexta ola del covid -la quinta en Asturias-. La intención no es restringir el acceso a interiores, sino hacerlos más seguros. Para ello, el Gobierno regional obliga a todos los establecimientos a instalar medidores de CO2 en espacios de interior públicos donde no se pueda tener siempre la mascarilla. Es el caso de bares y restaurantes, espacios de celebración, bingos o gimnasios. "La ventilación es el pasaporte covid en Asturias", asevera el director general de Salud Pública, Rafael Cofiño. El mensaje es: "no se pensamos en limitar accesos sino en que sean espacios más seguros". Al menos por el momento. En quince días, el Principado revisará la efectividad de estos ajustes y, de seguir empeorando la situación epidemiológica, podrían tomar medidas más restrictivas.

Los locales que no tengan un medidor de CO2 deberá instalarlo porque desde el Principado anuncian que se reforzará la inspección de locales para ver si cumplen con estos nuevos requisitos. Los medidores de CO2 sirven para detectar dióxido de carbono en el ambiente. Son, básicamente, unos aparatos que sirven para detectar los niveles de ventilación. Según la última disposición del Principado de Asturias, cuando un establecimiento supere los 800 ppp, se deberá ventilar y restringir el aforo hasta que la calidad del aire vuelva a ser apta.

Así son los medidores de CO2 que el Principado obliga a implantar Amor Domínguez

Además del control de interiores, se insiste en la campaña de vacunación. Para ello, se abrirán todos los viernes una jornada de vacunación sin cita en diferentes puntos de la región. Además, se habilita un correo electrónico para que todos los que no se han vacunado pueden pedir cita: incidenciacitacionautomatica@sespa.es.

El Principado pone una media de 10.000 vacunas al día y la semana del 20 de diciembre se espera que todos los mayores de 60 años ya estén vacunados. Con todo, se espera que aún queden dosis por si hubiese que comenzar a la franja de 50 años y a los niños.

En estos momentos, hay 75 rastreadores trabajando en Asturias para la detección precoz del virus. Además, cualquier persona puede pedir una PCR a través de un formulario en internet.

"Estamos preocupados"

"Todavía estamos creciendo y la peor situación vendrá en las próximas tres semanas por lo que habrá una sobrecarga en los hospitales y en la atención primaria", apunta la directora gerente del Sespa, Concepción Saavedra.

“Estamos preocupados otra vez”, confiesa Saavedra porque, aunque "hemos realizado una campaña de vacunación muy ambiciosa y nos ha dado mucha tranquilidad, con esto no todo está hecho. La vacuna no evita la transmisión del virus, pero sí disminuye la mortalidad".

En la última semana, ha aumentado la presión asistencial y el número de hospitalizados pasó de 78 a 116 -un incremento del 44%-. En estos momentos, hay 19 personas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Perfil de los contagiados

La mayor tasa de contagios en Asturias está en la franja de 40 a 69 años, tal como explican desde Salud. ¿El motivo? Las cenas y comidas de carácter social tanto es espacios públicos como privados.

Además, se están empezando a registrar más casos en menores de 12 años. "Son los familiares los que contagian a los niños", asegura el jefe de Alertas y Emergencias del covid, Miguel Prieto.