Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Temor a que el temporal corte La Espina y aísle el Suroccidente

Tráfico insta a adelantar el regreso del puente a quienes hayan viajado a Asturias ante las nevadas previstas para el miércoles

Zona del carril de “bypass” de Casazorrina, con el terreno desprendido a la izquierda. | Sara Arias

Se esperan fuertes nevadas y granizadas este miércoles en todo el norte a partir de 700 metros (la semana pasada se preveía incluso a una cota más baja, 400 y 500 metros) y los vecinos del Suroccidente temen que un mayor deterioro de la carretera nacional de La Espina, el cordón umbilical que permite la comunicación con el centro de la región después de que un argayo cortase el corredor del Narcea (AS-15) a la altura de Soto de la Barca (Tineo). “La carretera presenta un grave deterioro y ese episodio de nieve, unido a la lluvia que ha caído en los últimos días puede provocar accidentes de tráfico y nuevos argayos”, advirtió el alcalde de Salas, Sergio Hidalgo. Empresarios como Alberto García Peláez, del Grupo Ladislao, también expresan su preocupación ante la posibilidad de una nevada que corte la vieja carretera nacional. “Sería un problema importante porque no podrían traernos suministros”, indicó.

La situación es tan preocupante que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha instado a las personas que hayan viajado a Asturias y otras regiones del norte a adelantar su regreso del puente ante las fuertes nevadas y granizadas que se esperan para este miércoles. Este lunes, Tráfico inició la campaña de control de alcohol y drogas de cara sobre todo a las comidas y cenas de empresa. Se espera establecer unos 250 puntos de control a lo largo de toda la semana, aunque está por ver si el mal tiempo y el avance del coronavirus no frena la celebración de esos eventos.

La aparente lentitud con la que se están llevando a cabo los trabajos en Soto de la Barca motiva la indignación de Hidalgo: “Es una vergüenza. Aparentemente no hay ningún avance y lo peor es que nadie sale a dar explicaciones”. Lo mismo opinó el empresario García Peláez: “No veo a nadie trabajando”.

Sin embargo, la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial divulgó este lunes dos imágenes de los profesionales que están trabajando estos días en el desprendimiento que la semana pasada acabó con la vida de una mujer en el corredor del Narcea, obligando a cortar el tráfico a la altura de Soto de la Barca (Tineo). La actuación no está resultando sencilla dada la situación meteorológica y parece que no mejorará en los próximos días por la previsión de nevadas.

Sin embargo, el Principado dice estar cumpliendo su promesa de “trabajar sin descanso” durante todo el fin de semana festivo. El consejero Alejandro Calvo se comprometió hace unos días a que esta semana se reabriría la vía al tráfico, pero este lunes seguía sin haber una fecha oficial de apertura, principalmente por la inestabilidad meteorológica que afecta directamente al ritmo de los trabajos.

La actuación de Soto de la Barca es compleja porque se trabaja a 250 metros de altura sobre el nivel de la vía. Para ello, ha sido necesario habilitar seis kilómetros de pista para acceder al punto exacto donde se produjo el desprendimiento y retirar los trozos que corren peligro de desprenderse. Este viernes quedaron fijadas las líneas de vida para el acceso seguro de los operarios, que llevan desde el fin de semana trabajando en la estabilización de la ladera con el objetivo de abrir cuanto antes este eje vital para el Suroccidente.

Este martes llega a Asturias desde Galicia la potente borrasca “Barra”, que traerá abundantes precipitaciones, más fuertes precisamente en la mitad occidental de la región. La Cordillera estará en alerta amarilla por fuertes vientos de 90 kilómetros por hora, mientras que toda la costa asturiana estará en alerta naranja por vientos del oeste de fuerza ocho y olas de cuatro a seis metros, por lo que se desaconseja encarecidamente acercarse a la línea de mar. También pueden registrarse tormentas en la costa. Paradójicamente, las temperaturas máximas se elevarán (19 y 20 grados en la costa, 18 en Oviedo) y bajarán las mínimas, y al final del día la cota de nieve bajará a los 800 o 1.000 metros.

Aire Ártico

El miércoles el panorama cambia a peor. "Entrará aire del Ártico, con una bajada muy fuerte de temperaturas, de entre ocho y diez grados. Continuarán las precipitaciones acompañadas de aparato eléctrico, con nieve a 700 metros.

Este lunes, el río Nalón continuó en prealerta, especialmente en su curso alto, así como el Ponga y el Sella, a la altura de Amieva. El motivo, el deshielo de la nieve en cotas altas por efecto del aumento de temperatura. No obstante, los dos tramos de los puertos de Ventana (Teverga) y Tarna (Caso) que habían sido cerrados por riesgo de aludes volvieron abrirse. El puerto casín era el único que requería ayer cadenas, según el Principado. Todo cambiará a partir de la noche de este martes.

Compartir el artículo

stats