Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeras sospechas de ómicron en Asturias: dos mujeres de Gijón que viajaron por España

Asturias, que sigue confiando en la tercera dosis pese a que ya tiene hospitalizados con ella, empezará el miércoles a vacunar niños, foco de la mayoría de brotes

Tardó más que en otras comunidades, pero parece que ha llegado. De hecho, se daba casi por imposible que no ocurriese. El laboratorio de microbiología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) trata de confirmar dos casos altamente sospechosos de la variante ómicron de coronavirus. Serían así los primeros contagiados con la cepa proveniente de África del Sur detectados en el Principado.

Las muestras de ambas infectadas, dos mujeres de Gijón que habían viajado por España pero no por el extranjero, están siendo secuenciadas para confirmar que se trata de la variante ómicron, que se va expandiendo cada vez más por territorio nacional. Lo curioso es que ambos casos, que presentan una alta compatibilidad con esta cepa, no guardan aparentemente relación entre sí. Según ha podido saber este periódico, al menos una de ellas presenta síntomas “muy leves” y se le está haciendo el seguimiento desde el centro de salud que notificó la sospecha clínica. Desde el Sespa precisaron que las dos mujeres “están aisladas y sus contactos estrechos permanecen cuarentenados ante la posible sospecha de la nueva variante”.

Hospitalizados con tercera dosis

El Gobierno de Asturias dio ayer luz verde a unas nuevas medidas anticovid ligeras y que ponen de relieve que la Consejería de Salud sigue confiando plenamente en la tercera dosis de la vacuna. Sin embargo, la realidad es que, en los últimos días, en los hospitales de la región han empezado a ingresar pacientes que ya habían recibido el pinchazo de refuerzo. “Es verdad que nos han llegado enfermos con tres dosis, pero con la tercera recién puesta. No podemos decir que sean fallos de la vacunación, al menos por el momento”, explicó ayer un especialista hospitalario que sigue la evolución de la pandemia muy de cerca.

Vacunación de niños

Por el momento, la tercera dosis se está aplicando al grupo de población de 60 a 69 años. Y la próxima semana, al acabar con este segmento de edades, empezará a administrarse el miércoles a los niños de 5 a 11 años. Se trata precisamente de los dos grupos en los que se están concentrando “la mayor parte de los contagios”. De hecho, los centros educativos aglutinan la mayoría de los 51 brotes activos.

Medidas livianas

La normativa aprobada por el Consejo de Gobierno y publicada horas más tarde en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) sigue lo que ya se había anunciado. Se limita a exigir desde hoy (en rigor, hay una moratoria hasta el próximo sábado) la presencia de medidores de concentración de CO2 en todos los establecimientos de hostelería y gimnasios. Esta única restricción contrasta con las adoptadas en olas pandémicas anteriores, en las que, incluso ante cifras de incidencia del virus muy inferiores a la actual, se adoptaron medidas mucho más severas, como cierres perimetrales de municipios y limitaciones drásticas a la actividad en la hostelería.

En esta ocasión, el Ejecutivo que preside Adrián Barbón ha optado por una estrategia que busca “disminuir la trasmisión del coronavirus y causar la menor repercusión posible en la actividad social y económica de la comunidad”, según argumentan. Este mensaje es sustancialmente distinto al esgrimido en oleadas anteriores, cuando Barbón y sus colaboradores ponían todo el acento en el factor salud pese a las quejas de los hosteleros y de otros sectores económicos afectados por las restricciones.

Hospitalización

Ciertamente, es bien conocido que, en esta sexta ola, no solo debe fijarse la atención en la incidencia del virus. Como consecuencia de la alta tasa de vacunación, las cifras de hospitalizados en planta y en UCI son notablemente menores que en situaciones precedentes con los mismos casos de coronavirus. Ayer, Asturias se situó en cerca de 425 casos nuevos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días. Estaban ingresadas por covid 135 personas en planta y 27 en cuidados intensivos (UCI). La mencionada tasa de incidencia es muy similar a la registrada el 3 de noviembre de 2020, y entonces había 690 enfermos en planta, 108 en UCI y 81 más en centros no sanitarios. Es decir, globalmente, el impacto sobre los hospitales era cinco veces mayor que el actual. Aun así, los centros se preparan ante posibles eventualidades: Cabueñes liberó ayer más espacio en su UCI covid, dejando disponibles un total de 12 camas, de las que ayer estaban ocupadas cinco. La Unidad Coronaria, que ya se usó desde la segunda ola como espacio UCI, funciona ahora como zona limpia, albergando a pacientes críticos sin coronavirus.

Fallecimientos

Asimismo, el ritmo de muertes por covid es ahora mucho más bajo. En las dos últimas semanas se han computado 20. El 3 de noviembre del año pasado se habían contabilizado 121 defunciones por coronavirus en los catorce días previos.

A la vista de lo aprobado ayer, desde la Consejería de Salud se sigue confiando en la acción de la tercera dosis de la vacuna. Las autoridades sanitarias han anunciado que desde este momento se darán un plazo de dos semanas para ver si la ventilación de los locales públicos en los que no se usa mascarilla es una medida efectiva y suficiente para atajar o aplanar la sexta ola. A partir de ahí (o sea, en plena Navidad), si las cifras de hospitalizados alcanzan niveles preocupantes, y una vez se vea el impacto real en los hospitales de la variante ómicron, la Consejería puede verse obligada a adoptar decisiones que, evidentemente, a día de hoy son muy poco deseadas.

Bares y gimnasios tienen una semana para instalar los medidores de CO2, ya obligatorios


Entra en vigor hoy la norma que obliga a instalar medidores de concentración de CO2 en todos los establecimientos de hostelería, discotecas, negocios de ocio nocturno, locales de juego y apuestas y gimnasios, aunque los que no cuenten con uno tienen una semana de margen para instalarlo. Asimismo, recomiendan su uso en ludotecas, escuelas de 0 a 3 años, guarderías, academias y otros establecimientos similares en los que los usuarios no tengan obligación de usar mascarilla. La hostelería aguardaba ayer a conocer la letra pequeña de la norma tras su publicación. La patronal Otea asesorará sobre la misma a sus asociados, recalcando que “mantener los locales con la máxima ventilación es la mejor manera de prevenir en los interiores el covid”. El consejero de Salud, Pablo Fernández, advirtió que la alta vacunación en la región está siendo “la gran ventaja” para afrontar la subida de incidencia, aunque advirtió que “no hay que descartar nada” respecto a nuevas restricciones si la situación empeora con las reuniones navideñas.

Compartir el artículo

stats