Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El corredor del Narcea sigue sin plazo concreto para su reapertura pero "se trabaja con todos los recursos y no se ha parado nunca"

Se ha avanzado "muchísimo" tras el fin de las lluvias intensas, afirma el consejero Alejandro Calvo

El corte en el corredor del Narcea (AS-15) a causa del argayo de Soto de la Barca

Primero se estimaba que iban a reabrir un carril la semana pasada. Después, debido a las inclemencias meteorológicas y las fuertes lluvias de la borrasca "Barra", se demoraron los trabajos y el plazo aproximado para que el tráfico pueda volver a circular por el corredor del Narcea (AS-15) a la altura de Soto de la Barca ya quedó para esta semana. Nunca sin concretar la fecha exacta. Y sigue sin concretarse más de quince días después del desprendimiento, aunque el consejero de Desarrollo Rural, Alejandro Calvo, ha asegurado este lunes que se está avanzando "muchísimo" con la llegada del buen tiempo y se están empleando "todos los recursos" disponibles para habilitar el paso por un carril mientras se pueda arreglar el destrozo ocasionado en el lado pegado al río por el desprendimiento de grandes rocas, que ocasionó el fallecimiento de una vecina de Allande.

Pese a que el temporal fue el argumento esgrimido por el Gobierno para no concretar día de reapertura y pasar la estimación de la semana pasada a esta, Calvo asegura ahora que "se ha trabajado incluso en las peores condiciones del temporal al máximo, con todos los recursos disponibles". Y dijo estar preocupado por el efecto que pueda generar en los operarios que trabajan en la zona el intenso debate en el Suroccidente y el movimiento vecinal exigiendo celeridad y soluciones para las comunicaciones de la zona.

"Tengo que reconocer que estos días mi preocupación ha sido que toda la información alrededor de este asunto no generase demasiada presión en los obreros que trabajan en condiciones difíciles", expresó Calvo, que insistió en las complejas características del argayo de la AS-15. "En Soto de la Barca tenemos un desprendimiento casi a 300 metros de altura, que está obligando a envolver toda la roca de malla metálica y limpiar la canal que ha quedado hacia abajo. Es complicado, se ha avanzado muchísimo en los dos últimos días (cuando amainó el temporal), pero no se ha parado en ningún momento; e incluso en los días de mayor temporal han estado trabajando a 250 metros de altura sobre la carretera", aseguró. 

Compartir el artículo

stats