Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica al dejar una asturiana su cargo público en Baleares tras quitarle un plus

“Es estúpido, no entiendo qué miga tiene esto”, dice Paula Valero, que alega motivos familiares

Paula Valero, en una visita a Agropec.

El Gobierno de coalición balear –PSOE, Podemos y Més– está sufriendo varias salidas. Una de las últimas, la de la asturiana Paula Valero, directora general de Soberanía Alimentaria en el ejecutivo encabezado por Francina Armengol. Y tanto su salida como la de otros componentes del gobierno autonómico se ha visto envuelta en la polémica al coincidir en el tiempo con la eliminación de un controvertido plus salarial de 22.000 euros que percibían por proceder de otras regiones. Sin embargo, la política asturiana de Podemos no entiende el ruido alrededor de su salida que, alega, se debe a motivos familiares que le llevaron a regresar al Principado.

Después de ser diputada en Asturias, Valero, bióloga de formación, fue reclutada por la secretaria general de Podemos en las islas y consejera balear, la también asturiana Mae de la Concha. Se mudó a Baleares y allí comenzó a desempeñarse en un cargo remunerado con 56.317 euros, a lo que se sumó un plus de 22.000 euros por el hecho de venir de fuera. Un extra que no gustó dentro de la Oficina de Lucha contra la Corrupción, que instó a su eliminación. La ahora residente en Peñamellera dice haber abandonado las islas “para dedicarse a asuntos familiares que no le incumben a nadie”. Y añade: “No comprendo qué miga puede tener esto. Siempre andan buscando tres pies al gato, es estúpido. Si de verdad me hubiera ido porque nos quitaran el plus ya me habría marchado en enero”. Por otra parte, ve lógico el plus, pero prefiere “no entrar en consideración” de la cuantía que se le debe asignar.

Compartir el artículo

stats