El consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo, resaltó este lunes que su departamento tiene la “ambición” de que el producto interior bruto regional vinculado al sector primario y agroalimentario crezca del 20 al 25 por ciento, además de “ser capaces” de crear 10.000 nuevos puestos de trabajo hasta el año 2030. Toda una declaración de intenciones, efectivamente ambiciosa, en mitad del ruido generado estos días por la “revolución agraria” iniciada por los ganaderos, que se han marcado un intenso calendario reivindicativo en Oviedo para reclamar más apoyo y menos trabas de las administraciones públicas, incluido el Principado, a quien acusan de “abandono” del campo.

De hecho, Calvo no fue ayer ajeno a la relación actual de su consejería con el mundo agrario, no exenta de tensiones. Tuvo el consejero un guiño hacia los ganaderos y reconoció el “éxito” de la movilización del sector rural, asumiendo que supone un “mensaje para todos”. Aun así, volvió a rechazar una vez más que exista “abandono” del campo por parte del Principado. “Hay un diálogo y trabajo constantes para ayudar al sector, no solo en lo coyuntural. Y en lo coyuntural hay que saber cuáles son los problemas, dónde se pueden resolver, dónde están las competencias y trabajar de manera conjunta”, agregó.

El consejero de Medio Rural lamentó que en ocasiones se le reclamen cuestiones que escapan de sus competencias. “A veces se nos pide tanto como que resolvamos problemas globales de incrementos de materias primas, de costes de carburantes. Y eso esta fuera de nuestras posibilidades. En nuestras posibilidades está haber incrementado en quince millones las ayudas al sector vía Política Agraria Común (PAC) y consolidarlo en el próximo año. O haber habilitado dos líneas de ayuda covid al sector agroalimentario, incluidas las grandes partidas del Gobierno de Asturias”, afirmó Calvo, que recordó que existe un consejo agrario para “analizar los problemas” que afectan al sector. El consejero se mostró igualmente dispuesto a encontrarse con la plataforma Asturias Ganadera, que está impulsando el redoble de intensidad en las protestas.

Igualmente, desde la consejería ensalzaron ayer la marca de calidad “Alimentos del Paraíso”, que engloba tanto productos frescos (carnes, pescados, frutas y miel) como elaborados (quesos, conservas, repostería o platos preparados). Destacaron que el sello “ha crecido de manera muy significativa en los últimos años y mantendrá esta tendencia en 2022, con la incorporación de nuevos productos, como la huerta asturiana y los elaborados cárnicos”. También se seguirá ampliando la red de comercios acogidos al distintivo fuera de Asturias y se buscarán nuevos socios estratégicos en el sector de la hostelería. Alimentos del Paraíso aglutina a más de 340 elaboradores que representan más del 50% de la industria agroalimentaria regional. Y, dentro de la marca de calidad, “hay 76 queserías del total de 98 que existen en Asturias”.

Campaña navideña de impulso a los “Alimentos del Paraíso”

El Principado presentó ayer una campaña de Navidad para promocionar los productos amparados en la marca “Alimentos del Paraíso”. Así, se difundirán imágenes y un vídeo promocional que “evocan la esencia del medio rural asturiano fundiendo paisaje, tradición y productos”. También se editará un calendario con fotos exclusivas que identifican y realzan estos productos. Otras de las novedades será la renovación de la página web de la marca, mediante una completa revisión estética y funcional para mejorar la experiencia del usuario.