Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La semilla del emprendimiento se gesta en el garaje de Economía

Tres estudiantes de la Universidad presentan ante inversores sus proyectos: reciclaje de corchos de sidra y una empresa de eventos

De izquierda a derecha, Carmen Benavides, decana de la Facultad de Economía y Empresa; Pablo Berenguer; Celia Montes; Alicia Oliveira; Susana Menéndez, vicerrectora de Transferencia y Relaciones con la Empresa de la Universidad de Oviedo; y Héctor Jareño, fundador y director artístico de Reliquiae. | Víctor Alonso

La semilla del emprendimiento se gesta en un garaje. Más concretamente, en el de la facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Oviedo. Allí presentaron ayer sus “ambiciosos” proyectos varios jóvenes estudiantes que quieren probar suerte en el mundo emprendedor a través de sus “startups”, firmas de nueva creación que comercializan productos a través del uso intensivo de las tecnologías de la información y la comunicación.

Una de ellas pretende reutilizar los corchos de las botellas de sidra y darles otra vida, porque “si la gente merece una segunda oportunidad, por qué los corchos no”, indicó Pablo Berenguer, estudiante de Comercio y Marketing y creador de “Eseco”. La idea se le ocurrió en una situación que le sonará muy familiar a todos los jóvenes asturianos: “De espicha con los amigos”. “Estaba cenando en una sidrería y, mientras tenía una sidra en la mano pensé que esos corchos podrían servir para algo más que para ir a la basura”, manifestó el joven emprendedor.

Su idea, crear unas chanclas con el material reciclado y obtener beneficios para invertir en investigación y comprobar la viabilidad del corcho para el sector de la construcción. “Caminamos hacia un mundo en el que la sostenibilidad será la clave para vender. Si nos compras a nosotros, estás comprando tranquilidad”, declaró Berenguer.

Para ello necesita financiación, por lo que una serie de inversores acudían al evento. Entre ellos, representantes de Caja Rural y de las incubadoras de empresas, que arrimarán el hombro para que los sueños de estos estudiantes puedan salir adelante. El siguiente proyecto lo explicaron Celia Montes y Alicia Oliveira, dos alumnas del grado de Derecho y ADE que buscan unificar todos los servicios de organización de eventos en una sola empresa. “Cuando alguien quiere organizar un cumpleaños, una cena de empresa o una clase de yoga tiene que alquilar un local, buscar un fotógrafo, contratar catering, etcétera. Nosotras lo unificaremos todo para darle un servicio completo al cliente y que no se tenga que preocupar de nada”, aseguraron las dos jóvenes. Su startup, “Kléos”, busca juntar en una empresa varios servicios para comenzar.

El tutor de ambos proyectos, Héctor Jareño, explicó que “el emprendimiento va acompañado de genialidad”, pero aseguró que “sin esfuerzo y constancia, no se llega a ninguna parte”. La decana de la facultad animó a estos emprendedores a seguir adelante con sus metas: “Las cosas grandes empiezan en sitios pequeños”, sostuvo. Sitios como el garaje de la facultad.

Compartir el artículo

stats