Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallar un test de antígenos en la farmacia, misión difícil

En Asturias se vendieron casi 29.000 pruebas rápidas de detección del covid en la primera semana de diciembre, en un mercado nacional “tensionado”

Una caja con test de antígenos en una farmacia.

Los técnicos de la Consejería de Salud del Principado siempre se han mostrado muy escépticos acerca de la efectividad de los test de antígenos para la detección del covid. En múltiples ocasiones, han subrayado que genera falsos positivos y falsos negativos, por lo que requiere la posterior confirmación mediante una prueba PCR. Y han enfatizado que no suele ser eficaz en personas asintomáticas.

En este contexto, causó sorpresa que, anteayer jueves, ante la celebración del congreso de la Federación Socialista Asturiana (FSA), la secretaria de organización del partido, Gimena Llamedo, anunciara que los 465 delegados que participarían este fin de semana en la cumbre se someterían obligatoriamente a un test de antígenos antes del inicio. “Se van a extremar todas las medidas de precaución contra los contagios de covid”, argumentó Llamedo.

¿Cuál es la situación de los test de antígenos a día de hoy? A nivel nacional, la escalada de la incidencia y la proximidad de la Navidad han disparado las ventas de estas pruebas rápidas en las farmacias, lo que ha “tensionado” pero no desabastecido un mercado que tenderá a regularizarse antes de fin de año, cuando los fabricantes adapten el suministro a la demanda. Así lo han subrayado varias fuentes de la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar), Cofares y del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, que coinciden en que ahora no es tan fácil o tan rápido conseguir una de estas pruebas como hace un mes, cuando la tasa de contagios era mucho menor.

Según informó el pasado martes la consultora Iqvia, la venta de antígenos empezó a despuntar nuevamente a comienzos de noviembre y en el último mes las ventas se han multiplicado un 545,3 por ciento. Solo durante la semana del 29 del mes pasado al 6 de diciembre, las oficinas de farmacia españolas dispensaron 1.118.539 pruebas.

Cataluña lideró las ventas esa semana con 227.981 test rápidos, seguida de Madrid (156.463), Comunidad Valenciana (133.124), Andalucía (126.826), País Vasco (97.150), Galicia (88.414), Castilla y León (61.237), Aragón (54.908), Canarias (28.720), Asturias (28.668), Baleares (27.150), Castilla-La Mancha (23.884), Murcia (22.214), Navarra (14.587), Cantabria (11.135), Extremadura (10.362) y La Rioja (5.708).

Cofares asegura que “en las últimas horas” se ha intensificado “muy significativamente” la demanda, no solo por las navidades, también por el requerimiento de presentar los resultados negativos para la movilidad y acceso a espacios.

Compartir el artículo

stats