El presidente del Principado, Adrián Barbón ha anunciado que ha dado negativo en la prueba PCR que se le ha realizado tras dar positivo por coronavirus el pasado 17 de diciembre y permanecer hospitalizado en el HUCA y, posteriormente aislado tras recibir el alta.

"De vuelta al despacho, tras comunicarme que soy negativo en la PCR para detectar el COVID. Mañana martes reasumiré mis funciones como Presidente del Principado de Asturias. Gracias por tanto cariño recibido todos estos días de aislamiento y gracias a nuestros profesionales sanitarios, a todas las personas que forman nuestro Servicio de Salud. Quiero tener un recuerdo especial para todas las personas que, en estos momentos, están luchando contra el virus, de forma especial las que están ingresadas en los hospitales. Todo mi cariño y fuerza, lo vais a conseguir. Un abrazo enorme", ha comentado a través de un mensaje que ha publicado en su cuenta personal de Facebook.

De vuelta al despacho, tras comunicarme que soy negativo en la PCR para detectar el COVID. Mañana martes reasumiré mis...

Posted by Adrián Barbón on Monday, December 27, 2021

"Por primera vez en mi vida, pasaré la Nochebuena solo. No soy una excepción. Muchísima gente la vivirá así, como consecuencia del COVID. De forma especial quiero recordar a las personas que están hoy hospitalizadas y a todas aquellas que no tendrán una Nochebuena familiar por encontrarse trabajando en aquellos servicios, que son vitales y esenciales, para el conjunto de la sociedad. También quiero recordar a todas las personas que pasan desde hace años estas fechas solitariamente", relató en sus redes sociales en un día en el que tampoco pudo presidir el Consejo de Gobierno en el que se aprobaron las nuevas restricciones en Asturias.

"Aunque el virus me tenga aislado, pasaré la Nochebuena solo, pero no me sentiré solo. Llamadas y videolllamadas, me permitirán estar en contacto con la gente que quiero, mi familia y mis amistades. Igual que no me he sentido solo en todos estos días. A pesar de no estar bien, me habéis hecho sentir bien con tanto cariño. Gracias, de verdad, por tanto", agradeció Barbón pidiendo que "el dolor no apague la sonrisa de los niños" y pensando en sus sobrinas Cayetana y Marina. "Me niego a rendirme dejándoles un mundo peor. No dejemos que apaguen nuestra esperanza".