Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Declaran siete investigados por los incidentes de la manifestación ganadera

Imputados por atentado, lesiones y desórdenes, apuntan a que “una mujer” les hizo la peineta dos veces desde una ventana de Presidencia

La protesta ante la sede de la Presidencia del Principado. | Luisma Murias

Siete participantes en la protesta ganadera del miércoles de la semana pasada prestaron declaración este miércoles en la Comisaría de Oviedo, investigados por los delitos de atentado a la autoridad, lesiones –algunos agentes resultaron heridos– y desórdenes públicos. De los siete investigados, solo uno pertenece a Asturias Ganadera, la organización que convocó la manifestación del 29 de diciembre. Otro de los interrogados acompañaba a este miembro de Asturias Ganadera y los otros cinco tampoco están afiliados. Ya el viernes pasado declaró como testigo el portavoz de Asturias Ganadera, Xuan Valladares, como convocante de la protesta. En su declaración mencionó que había visto cómo una mujer, desde una de las ventanas de Presidencia del Principado, hacía hasta dos veces la peineta a los ganaderos, extremo que también está investigando la Policía Nacional.

El miembro de Asturias ganadera investigado por los hechos “simplemente se dedicó a separar”, y en ningún momento se enfrentó a la Policía, señalan. “Huele a vendetta política”, indicaron fuentes cercanas a los ganaderos.

“Solo como defensa”

Tres de los ganaderos que declararon en la mañana de este miércoles, residentes en Proaza, Teverga y Trubia, y asistidos por el letrado Gonzalo Botas, admitieron haber utilizado las varas que llevaban, pero “solo como defensa”. También apuntaron a la “provocación” de la mujer –se desconoce si una funcionaria o una integrante del gabinete del presidente Adrián Barbón– como detonante del enfrentamiento. “Fue entonces, indican, cuando los agentes de la Policía Nacional, que hasta ese momento se habían mostrado pasivos, se pusieron los cascos y recibieron la orden de desalojar”, sostienen los investigados. “Alguien tenía interés en que la protesta degenerase en violencia”, añadieron las mismas fuentes.

La investigación de la Policía Nacional no ha hecho más que empezar. Aún tiene que ser identificado e interrogado uno de manifestantes “más activos” en el enfrentamiento, un joven que llevaba una mochila y una anorak de color rojo y negro. Los investigadores tratan de dar con él.

Compartir el artículo

stats