Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado insiste en que informó a Otea de las nuevas restricciones al ocio nocturno

El Ejecutivo regional anuncia otra línea de ayudas a los afectados por las limitaciones | El año pasado se repartieron 109,2 millones

El Gobierno de Asturias salió ayer en defensa del consejero de Salud, Pablo Fernández, después de que la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) y la patronal de la hostelería de Asturias (Otea) desmintieran sus declaraciones en la Junta General del Principado y negaran haber conocido las restricciones al horario de apertura del ocio nocturno antes de que se aprobaran el 24 de diciembre.

El Ejecutivo regional emitió un comunicado en el que reiteró que se “ informó previamente a la organización Otea, integrada en la mesa de turismo de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), de las medidas complementarias que serían aplicadas para contener la expansión de la nueva ola del coronavirus, tal y como manifestó el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, el martes en la Junta General”. La nota añade que durante los contactos con la patronal de la hostelería se abordaron aspectos como “el adelanto del horario de cierre en la hostelería” y que en estas “conversaciones participó, aparte de Salud Pública, la consejera de Cultura, Berta Piñán”. FADE, por su parte, había manifestado que “no solo no se anunciaron tales medidas, sino que no se plantearon ni como una opción que se estuviese barajando”.

El Ejecutivo regional, además, anunció que está trabajando para poner en marcha “una línea de ayudas compensatorias para los establecimientos afectados por las limitaciones” que han sido adoptadas por la sexta ola de la pandemia del coronavirus. El sector más afectado ha sido el del ocio nocturno, el único que ha visto de nuevo recortado su horario de apertura. El Principado se compromete a que estas ayudas se tramitarán “con la mayor celeridad posible y sumarán un importante monto económico”.

El Principado pone como ejemplo de la llegada de esas ayudas que “sólo durante el año pasado, el Gobierno de Asturias distribuyó 109,2 millones para compensar a los diversos sectores perjudicados” por la pandemia del coronavirus. Una cifra que, aseguran, está “por encima del fondo presupuestado inicialmente (100 millones)”. Unas ayudas que, explican, “se financian con cargo a los recursos adicionales aportados en calidad de apoyo a la recuperación para la cohesión y los territorios de Europa (REACT-EU)”.

Compartir el artículo

stats