Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La limitación del precio de los antígenos a 2,94 euros irrita a las farmacias: "¿Cómo pueden obligarnos a vender por debajo de lo que nos costó?"

Los boticarios asturianos asumen "por responsabilidad" | La distribuidora Cofas rebaja sus precios de 3,25 a 2,35 euros la unidad

Test de antígenos en una farmacia de Asturias. IRMA COLLIN

Las más de 22.000 oficinas de farmacias españolas, entre ellas las 455 emplazadas en Asturias, venderán desde este sábado al público los test de antígenos del covid-19 a un máximo de 2,94 euros, el precio “más asequible posible” que se ha podido alcanzar en la Comisión Interministerial de los Precios de los Medicamentos (CIPM). Así explicó este jueves la ministra de Sanidad, Carolina Darias, al detallar un acuerdo que los colegios de farmacéuticos –entre ellos el de Asturias– han aceptado “por responsabilidad y por la vocación sanitaria y de servicio que nos ha guiado siempre”. Sin embargo, la medida ha disgustado profundamente a numerosos boticarios, que se quejan de tener que vender un producto del que, en muchos casos, tienen acumulado un amplio stock que adquirieron a un precio superior.

“¿Cómo se nos puede obligar a vender los test a un precio inferior al que nos han costado?”, se preguntaba de forma retórica un farmacéutico asturiano que unas horas antes había recibido una “gran oferta para farmacias” a un precio de 3,90 euros la unidad. Algunas oficinas de farmacia tienen en sus stocks decenas o incluso centenares de test que han comprado, mayoritariamente, a un precio situado entre los tres y los cuatro euros, y que en los días pasados vendían a un importe que solía oscilar entre cinco y ocho euros. “Ese dinero ya lo hemos pagado, es inamovible”, indicaba el citado profesional.

Otra boticaria de la región argumentaba que “comprar el test, vendérselo al cliente, supervisar cómo se hace la prueba y comunicar el positivo a la Consejería, y todo ello sin un céntimo de beneficio, nos resulta muy antieconómico, pero habrá que hacer de tripas corazón”.

Este jueves, de las 455 oficinas de farmacia de la región, 110 se habían adherido al proyecto de diagnóstico y comunicación de casos positivos de covid.

A juicio otro farmacéutico, “el problema no es el dinero, sino lo que duele que mucha gente piense que nos hemos lucrado con toda esta historia de los antígenos, cuando la realidad es que nos ha generado unas dificultades de gestión muy importantes”.

Una boticaria ovetense optaba por un enfoque más optimista: “Es verdad que esta medida nos perjudica, pero la sociedad tiene que ver que esto es posible hacerlo sin perjuicio para los clientes porque España dispone de una red de farmacias que presta un servicio ejemplar”.

Este último argumento se asemeja al esgrimido por los colegios de farmacéuticos, incluidos el de Asturias: “ Aunque el precio fijado va a conllevar a que la mayoría de las farmacias dispense en este momento los test por debajo del precio de adquisición, los farmacéuticos siempre hemos puesto por delante la salud de los pacientes y el interés sanitario frente al económico”.

¿Cuándo hacer el test de antígenos?

Entre tanto, la Cooperativa Farmacéutica Asturiana (Cofas), el mayor distribuidor de la región, reaccionó con inmediatez. Optó por adelantarse a la entrada en vigor del precio máximo de los test de autodiagnóstico establecido por el Gobierno y desde ayer les aplica una reducción del precio a las farmacias, que pasa de 3,25 a 2,35 euros. Con esta medida, Cofas pretende “que la medida sea lo menos lesiva posible para las farmacias y los ciudadanos”, indicó la cooperativa en un comunicado público.

La demanda de los test de antígenos ha sido extraordinariamente alta durante las fiestas de Navidad, y continúa siéndolo. En el segunda mitad de 2021, el incremento de unidades distribuidas a las farmacias por Cofas ha superado el 2.016 por ciento. La Cooperativa distribuyó en el mes de julio en torno a 5.700 unidades, frente a las más de 120.800 del mes de diciembre, “logrando ofrecer un servicio permanente a las oficinas de farmacia sin incurrir en roturas de stock”, enfatiza Cofas. En este mes de enero, “la demanda continúa siendo elevada, superándose a día de hoy las 74.100 unidades de test vendidas”.

Las valoraciones van por barrios. El Consejo General de Enfermería (CGE) expresó ayer su disconformidad con los precios fijados para los test de antígeno porque consideran que es “elevado si se compara con los países vecinos”.

Compartir el artículo

stats