La Guardia Civil de Oviedo desarticuló un grupo criminal formado por nueve personas y dedicado a la introducción y distribución, cocaína, hachís y MDMA (éxtasis) en Asturias. La red actuaba sobre todo en Oviedo y Gijón, y disponían de ramificaciones encargadas de la distribución de las sustancias estupefacientes en dichas localidades. Cinco de los miembros del citado grupo eran de origen marroquí y el resto nacionales.

La investigación se inició a finales del pasado mes de julio, cuando miembros del puesto de Tudela Veguín identificaron a tres jóvenes en el Polígono Industrial de Olloniego. Les hallaron en poder 2,8 kilogramos de hachís dispuesto en placas de aproximadamente 100 gramos cada una, así como de 36 gramos de MDMA, algunos de ellos distribuidos en dosis para su venta al menudeo. Los agentes detuvieron a los jóvenes y la Policía Judicial de la Comandancia de Oviedo inició una investigación al objeto de determinar la procedencia de las sustancias estupefacientes incautadas, así como la supuesta pertenencia de los tres implicados en un grupo u organización criminal dedicada a la venta y distribución de dichas sustancias.

La investigación, dirigida por la titular del Juzgado número 3 de Oviedo, permitió identificar tanto al líder del grupo al que estaban vinculados los tres jóvenes detenidos, como a varios de los miembros que componían dicho grupo que se encargaban de distintas funciones, como la distribución de las sustancias estupefacientes o recaudación de las deudas contraídas por los clientes, entre otras tareas delictivas.

Como resultado de la investigación, la Guardia Civil de Oviedo procedió a la detención, entre los meses de noviembre y diciembre, de otros seis jóvenes y a la investigación de otro, habiendo conseguido desarticular, completamente, dicho grupo criminal, así como varios puntos de venta, tanto en la localidad de Oviedo como en la de Gijón.

El balance final de esta operación eleva los detenidos a ocho y un investigado judicial, de los cuales, ingresó en prisión uno de ellos. Finalmente se incautaron 2,8 kilos de hachís, 36 gramos de MDMA, siete comprimidos de Diazepan, 4 terminales de telefonía móvil, una báscula de precisión y un vehículo a motor.