Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francia entrega hoy a España a la etarra que atentó en Gijón al grito de “¡Asturias libre!”

Iratxe Sorzabal participó en la colocación en 1996 de dos bombas en una farmacia y en el Palacio de Justicia que causaron cuantiosos daños

David Pla e Iratxe Sorzábal. Archivo

Las autoridades francesas entregan hoy a la exdirigente de ETA, Iratxe Sorzabal, para ser juzgada en la Audiencia Nacional el 7 y 8 de febrero por la colocación, en 1996, por parte de la organización terrorista de dos artefactos explosivos en Gijón que causaron cuantiosos daños materiales. Varias veces condenada en Francia, donde fue detenida en 2015 junto al también exjefe de ETA, David Pla, Sorzabal será puesta a disposición de la Audiencia Nacional, que tiene previsto juzgarla.

La Fiscalía, que pide para ella 46 años de prisión, la acusa de haber hecho la llamada a Protección Civil en la que alertaba, el 2 de noviembre de 1996, a las 2.57 horas, de la colocación de una bomba: “Hemos colocado un explosivo en la Farmacia Palacios, de la calle Manuel Llañeza de Gijón. ¡Asturias libre!”.

A raíz de esa llamada, agentes acudieron a la farmacia, propiedad del marido de la que fue secretaria de Estado para Asuntos Penitenciarios hasta mayo de ese año, María Paz Fernández Felgueroso, y observaron, adosado al cristal, una bolsa de basura. Tras acordonar la zona, llegaron los Tedax y en mitad de su intervención se produjo la deflagración del artefacto. Si bien no hubo que lamentar víctimas, el juez que la procesó junto a otros tres integrantes del comando Ibarla indicó que se produjo un “peligro para las vidas de los agentes de desactivación de explosivos”.

Horas después de la primera llamada, Sorzabal volvió a llamar: “Hablo en nombre de ETA. Va a estallar una bomba en el nuevo Palacio de Justicia, al lado del ferrocarril, dentro de treinta minutos”. La Policía se desplazó nuevamente al lugar señalado, en la calle Mariano de Pola, donde apareció otra bolsa de basura en la puerta principal, que estaba listo para ser inaugurado. El artefacto explotó a las 6.00 horas “causando desperfectos en las cristaleras de la entrada principal y en todas sus plantas”. Sendas acciones fueron reivindicadas por ETA y llevadas a cabo por el comando Ibarla, del que formaba parte Sorzabal. Ella fue colocó el primer artefacto junto con otros miembros del comando, mientras que en el segundo esperaba en un parking cercano.

Piden que se investigue a Josu Ternera por el atentado de la T4


Joseba Andoni Urrutikoetxea Bengoetxea, alias “Josu Ternera”, podría sumar una nueva causa a las que ya tiene pendientes con la justicia española, si el juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal admite a trámite la querella presentada este jueves por Dignidad y Justicia contra él y otros tres dirigentes de ETA por el atentado de la T4 que rompió la “tregua” impuesta por la banda en 2006. El escrito justifica la imputación de Josu Ternera como miembro del aparato político de la organización y pide además que se investigue a Aitzol Iriondo, alias Gurbitz y Barbas (Aparato Militar); a Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, alias Ata (Aparato Logístico); y a Ainhoa Ozaeta, alias “Kuraia” (Aparato de Tesorería); por delitos de asesinato y lesiones terroristas, en todo caso en “comisión por omisión”, al aceptar como miembros de la “Zuba” (comité ejecutivo de la banda) la posición de garantes del atentado. Además, Dignidad y Justicia solicita que, como medida cautelar, se les imponga un fianza para garantizar la responsabilidad civil.

Compartir el artículo

stats