El Principado no abordará hasta la semana que viene la prórroga -o no- del cierre del ocio nocturno en Asturias. Así lo ha afirmado hoy el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, quien asegura que "aún es pronto" para tomar esa decisión. "Ojalá no haga falta prorrogar. Deseamos que no. Pero para hacer una previsión seria tendremos que esperar cuatro o cinco días", ha afirmado. Las restricciones para el sector expiran el 27 de este mes.

Lo que más pesará en esta decisión será la situación epidemiológica de Asturias, que a día de hoy el Consejero tilda de "grave". "Las UCI están en situación de alta ocupación", ha afirmado en su visita al punto de vacunación sin cita del HUCA.

Precisamente, Fernández Muñiz ha apelado a la inmunización como uno de los pilares fundamentales para revertir la tendencia actual. "La diferencia de casos graves entre pacientes que acaban en la UCI o falleciendo entre vacunados y no vacunados es muy grande", ha asegurado, al tiempo que ha invitado a todos aquellos que aún no lo han hecho a que pongan el brazo. "Especialmente a las embarazadas", ha apostillado.

También se ha referido a la influencia que está teniendo la presión sanitaria en el normal funcionamiento de los hospitales asturianos. "Se están suspendiendo intervenciones (quirúrgicas) porque estamos teniendo que destinar recursos al covid", ha afirmado el titular de la cartera de Salud, descartando que estos aplazamientos tengan algo que ver con bajas del personal sanitario: "El día 10, último del que tengo datos, había 113 bajas".