Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ligero descenso de los casos covid en Asturias: algo más de 3.000 contagios el viernes

Un total de 2.200 asturianos han sufrido al menos dos veces el virus

Un punto en el que llevan a cabo pruebas PCR

Asturias registra un ligero descenso de los casos diarios de coronavirus. Durante la jornada del viernes se diagnosticaron poco más de 3.000 positivos en covid, una cifra que, aún siendo alta, mejora el registro de los días anteriores.

El Principado registró anteayer, jueves, 3.794 casos de coronavirus. Es la cifra diaria más alta de toda la pandemia. Eleva la incidencia del Principado en los últimos catorce días a 3.538 casos por cada 100.000 habitantes, por encima –cada día con mayor diferencia– de la tasa nacional, cifrada en 3.192 por 100.000 y que quizá esté dando síntomas de alcanzar su tope máximo.

Un dato preocupante del jueves en Asturias es que se contabilizaron seis muertos por covid: dos mujeres de 95 y 102 años y cuatro hombres de 73 a 93 años. La buena noticia es el descenso de los hospitalizados: tanto en las plantas, en las que se ha bajado de 369 a 350 pacientes; como en las unidades de cuidados intensivos (UCI), en las que se ha pasado de 57 a 56 enfermos. La ocupación total por covid en los hospitales es del 11,59 por ciento; en las UCI, del 18,24 por ciento. Con estos datos, Asturias está en nivel de alerta alto (3 de 4).

Asturianos reinfectados

Un total de 2.200 asturianos han sufrido al menos dos veces el covid-19. La llegada de la variante ómicron ha propiciado que un nutrido colectivo de personas que ya habían pasado la enfermedad se hayan contagiado de nuevo en estas últimas semanas. “Este hecho es muy singular y ha surgido en la onda actual”, destaca Mario Margolles, responsable del servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Salud del Principado. [Puedes seguir leyendo esta información aquí]

Loading...

El Principado valorará la reapertura del ocio nocturno la próxima semana

El Gobierno de Asturias estudiará la semana que viene la posibilidad de prorrogar o no el cierre del ocio nocturno. Así lo indicó ayer el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, quien aseguró que “aún es pronto” para adoptar esa decisión. “Ojalá no haga falta prorrogar. Deseamos que no. Pero para hacer una previsión seria tendremos que esperar cuatro o cinco días”, afirmó. Las restricciones para el sector, aprobadas por el Ejecutivo el pasado 24 de diciembre, expiran el próximo día 27. Lo que más pesará en esta decisión será la situación epidemiológica de Asturias, que a día de hoy el Consejero tilda de “grave”. “Las UCI están en situación de alta ocupación”, señaló en el transcurso de una visita al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde un equipo del Ejército –integrado por un capitán enfermero y dos auxiliares– colabora desde la pasada semana en la campaña de vacunación del Principado. El titular de Salud apeló a la inmunización como uno de los pilares fundamentales para revertir la tendencia actual. “La diferencia de casos graves entre pacientes que acaban en la UCI o falleciendo entre vacunados y no vacunados es muy grande”, enfatizó, al tiempo que invitó a todos aquellos que aún no lo han hecho a que pongan el brazo. “Especialmente a las embarazadas”, apostilló. El Consejero hizo hincapié en la influencia negativa que está ejerciendo la presión sanitaria sobre el funcionamiento de los hospitales. “Se están suspendiendo intervenciones quirúrgicas porque estamos teniendo que destinar recursos al covid”, indicó el titular de Salud, quien descartó que estos aplazamientos se deriven de las bajas del personal sanitario: “El día 10, último del que tengo datos, había 113 bajas”.

Compartir el artículo

stats