Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Cámara y empresas buscan incluir en los concursos públicos criterios de calidad

El ente cameral promueve un grupo de trabajo para que el compromiso en innovación o la sostenibilidad también pesen en las adjudicaciones

Varias empresas de sectores diversos que habitualmente participan en concursos públicos comenzarán a reunirse a partir del lunes, auspiciadas por la Cámara de Comercio de Oviedo, para estudiar fórmulas que eviten fracasos en los concursos públicos en los que únicamente se prima la oferta más económica. Este grupo de trabajo, creado por el ente cameral, tratará de encontrar “fórmulas objetivas, modernas y adaptadas a los tiempos actuales, con el fin de que se incluyan cláusulas en los pliegos administrativos” que reconozcan como valor la calidad de la obra y el interés general en la adjudicación.

“Desde la Cámara de Comercio estamos viendo con preocupación que en numerosos pliegos prima, con un porcentaje alto, la valoración con las propuestas que ofrecen el menor precio, haciendo peligrar la calidad de la obra y el servicio, al no valorarse y, por tanto, no tener en cuenta, otros criterios que redundaría en una mejor ejecución de la obra y el servicio público y por tanto en el posterior uso por los ciudadanos”, señala la Cámara de Comercio de Oviedo.

El ente cameral considera que en los concursos públicos “se debería tener en cuenta también factores como la innovación, el empleo y la calidad de este y otras características que se encuentran incluidos en los objetivos de desarrollo de la Agenda 2030” que impulsa Naciones Unidas. “En definitiva, generar un mejor servicio, previa adjudicación a la mejor propuesta en base a diversos criterios y no al de subasta”, concluye.

El objetivo de este grupo de trabajo será que, salvando “la debida transparencia e igualdad de oportunidades requeridos para la contratación” se persiga que la “política de compras en la administración pueda ejercer un papel dinamizador de la economía en beneficio de mayor y mejor empleo”. La Cámara de Comercio y las empresas aseguran estar comprobando que fiar únicamente al criterio de “mejor precio” la adjudicación de concursos hace que éstos “queden desiertos por la imposibilidad de cumplir con el estipulado al ser ese precio extremadamente bajo”. También que se produzcan propuestas a la baja que posteriormente conllevan “modificados posteriores, alterando por tanto el espíritu de haber adjudicado a la mejor de las propuestas”.

La Cámara de Comercio de Oviedo, que tiene el rango de corporación de derecho público, afirma emprender esta tarea “en su función de órgano colaborador de las administraciones públicas, dirigido por representantes de empresas, y por tanto dar un paso en su condición de mantener la máxima sintonía entre administraciones y empresas, es decir la colaboración público-privada”.

El grupo de trabajo pretende integrar personas responsables de las compras de las diferentes empresas asturianas. Complementariamente, y como resultado de conversaciones mantenidas con el Grupo Tragsa, representantes de Tragsa se incorporarán al mismo aportando su experiencia en consumo responsable, ámbito en el que han trabajado activamente los últimos años.

Las conclusiones del grupo de trabajo se trasladarán en el ámbito autonómico a la administración del Principado y a la Federación Asturiana de Concejos, y a nivel nacional a la Cámara de Comercio de España.

La primera reunión del grupo de trabajo será el lunes 17 de enero a las 17 horas, en el salón de plenos de la Cámara de Comercio de Oviedo.

Compartir el artículo

stats