Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las seis claves del "histórico" acuerdo para cubrir de manera urgente las bajas de profesores en Asturias

Satisfacción sindical con el nuevo modelo de sustituciones para hacer frente al covid: fue aprobado por unanimidad y entrará en vigor el jueves

Vuelta al cole en Laviada (Gijón)

Asturias agilizará aún más la sustitución de bajas de profesores, al acordar este lunes con las organizaciones sindicales suavizar los requisitos que deben cumplir los centros educativos para participar en los nuevos llamamientos exprés de los lunes, jueves y viernes. Así, la Consejería de Educación cubrirá ausencias a partir de las siete plazas cuando se traten de claustros grandes (con 76 o más docentes) en lugar de las nueve fijadas en un principio. De igual forma, se reducirá de seis a cinco el umbral establecido para los claustros de entre 51 y 75 profesores. El procedimiento, diseñado en tiempo récord por el equipo de Lydia Espina para “dar respuesta a las necesidades de los centros” ante el “enorme pico de ómicron”, fue aprobado por unanimidad en las tres mesas de negociación y entrará en funcionamiento este jueves.

Fue una votación casi histórica, en la que los sindicatos docentes premiaron con un sí “la intención real de la Consejería de Educación por mejorar la gestión de personal”. Tal y como destacó Lydia Espina ante los medios de comunicación, el modelo de convocatorias extraordinarias “jamás se había hecho”, busca “ayudar a los centros” durante al menos un mes –podría ampliarse si el pico de la sexta ola continúa–, cubre tanto bajas por covid como no covid, e incluye peticiones sindicales. De hecho, la resolución final ha sufrido algunas modificaciones.

Horquillas más bajas.

La de mayor calado afecta a los umbrales de bajas, que quedan de la siguiente forma: podrán participar en los llamamientos exprés los claustros de hasta 9 docentes que acumulen más de dos plazas; los claustros de entre 10 y 25 que tengan más de tres vacantes; los claustros de entre 26 y 50 que sufran más de cuatro faltas; los claustros de entre 51 y 75 que notifiquen más de 5 plazas; y los claustros de 76 o más con más de siete bajas. En concreto, precisó Espina, “se redujo en una plaza el requisito para los equipos de entre 51 y 75, y en dos para los más grandes”.

Llamamientos extraordinarios lunes, jueves y viernes.

Otro cambio importante es que las convocatorias extraordinarias se harán finalmente los lunes, jueves y viernes. La propuesta inicial era de lunes, martes y viernes. Esta modificación responde a que los martes ya se celebra el llamamiento ordinario, que convivirá a partir de este jueves con el exprés. Más novedades: las tres llamadas a los interinos se harán en un intervalo de tiempo de treinta minutos en vez de en quince, y los contratos se firmarán en los propios centros, evitando que el personal tenga que desplazarse a Oviedo, a la Consejería de Educación.

Incorporaciones en 24 horas.

La titular de esta cartera, Lydia Espina, remarcó que los llamamientos urgentes serán “exprés de verdad”, posibilitando que los nuevos profesores se incorporen a sus puestos en menos de 24 horas. El procedimiento ordinario tarda por el contrario cinco días lectivos: se convocan las plazas el martes, se adjudican el jueves y los interinos entran en las aulas el lunes. Para el mecanismo urgente, los centros que cumplan con los umbrales de bajas establecidos, deberán enviar un correo electrónico a Educación los lunes, jueves y viernes con sus necesidades entre las ocho y las diez de la mañana. Dada “la saturación existente en los centros de salud”, si no se dispone de baja médica, se podrá aportar una declaración responsable del docente enfermo.

Se atenderán todas las bajas: las covid y no covid.

A partir de las diez y hasta aproximadamente la una del mediodía, la Consejería llamará a los interinos, respetando el orden de puntuación en el que aparecen en cada bolsa. Los candidatos deberán responder antes del quinto tono y tendrán tres oportunidades acumuladas en media hora. Quien no conteste, “no perderá su posición en la lista”, según garantizó Espina. El procedimiento en la concertada será “parejo” al de la pública. Los umbrales serán los mismos y los días de la convocatoria también. La única diferencia es que los llamamientos se harán por correo electrónico. En ambos modelos, reiteró la Consejera, se atenderán todas las bajas, no solo las generadas por el covid, y las que no se cubran con el procedimiento extraordinario entrarán en el ordinario, que no establece umbrales.

En los colegios e institutos van “tirando”.

El pasado martes, en el inicio del segundo trimestre, los colegios e institutos asturianos notificaron 227 bajas entre el profesorado, de las cuales solo 54 estuvieron relacionadas con la pandemia. Hoy, que tendrá lugar un nuevo llamamiento ordinario, se verá si los contagios en las aulas han ido a más o se mantienen. Según los equipos directivos consultados por este periódico, en los centros van “tirando”, aunque confiesan que la situación “cada vez se complica más”, ya que también están subiendo los contagios entre el alumnado. Este martes el equipo de la Consejería se reunirá con los centros para comunicarles los detalles del nuevo procedimiento que pretende poner solución a esta problemática.

Las opiniones de los sindicatos.

En general, entre los sindicatos de la pública hay satisfacción, aunque también consideran que “el sistema de urgencia se queda corto” y que “se deberían reducir los umbrales al mínimo”. Así lo expresa Cristóbal Puente, al frente de la sección de Enseñanza de UGT: “Lo previsible es que se siga produciendo un incremento de las bajas y hay que evitar sobrecargar al profesorado y conseguir que los centros educativos sigan siendo lugares donde se aprenda y no solo donde las familias concilien”. Dicho esto, “no es buena idea decidir la urgencia a través de tramos en función del número de profesorado del claustro y bajas. Lo deseable es cubrir todas las bajas en un plazo de 24 horas”.

Por su parte, Borja Llorente, secretario general de Enseñanza de CC OO, valoró que la Consejería haya realizado una “negociación real”, asumiendo algunas propuesta sindicales, “la mayoría nuestras”. “La resolución, mejorada tras la negociación, permitirá resolver el importante impacto de la pandemia en los claustros, ya que la pasada semana en algunos centros las bajas y ausencias llegaron a superar el 20% de la plantilla”, aseguró. Carlos Díaz, representante del sector de Educación de CSIF, ve la iniciativa de la Consejería de Educación como “un gesto que define al nuevo equipo en relación a los anteriores en tanto en cuanto se ve una intención real de mejorar la gestión de personal”. No obstante, agrega, “el umbral de ausencias en los centros para que se hagan estos llamamientos debería de reducirse al mínimo; la agilización de sustituciones no debería ser algo extraordinario”. El secretariado de SUATEA cree que la resolución llega “tarde” y que las medidas que se proponen “quedan cortas”. “El sistema de urgencia se queda corto, porque solo se pone en marcha cuando se superan ciertos umbrales de ausencia determinados por la proporción de ausencias respecto del total de la plantilla del centro”, manifiestan.

Por su parte, OTECAS, el sindicato mayoritario en la concertada, que se reunirá hoy con la Consejería junto al resto de representantes de esta red, confía “en que se tome una decisión para la concertada con los mismos criterios que la pública”. Y así será, según la resolución publicada. Porque, dijo su secretario general, José Manuel Cueto, “hay que tener en cuenta que nuestras plantillas son infinitamente más pequeñas que las de la pública, y encima las más bajas de España, que no permiten casi cubrir sustituciones en una situación ordinaria y menos aún en una extraordinaria como la actual”.

Compartir el artículo

stats