Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La incidencia del virus en Asturias ya disminuye en algunos tramos de edad

Más de la mitad de los últimos 250 muertos por covid estaban sin vacunar o con la pauta incompleta | La región llega a 150.000 casos

Atención en una planta Covid.

La sexta ola de la pandemia de covid en Asturias continúa transitando por lo que, supuestamente, es el pico de la curva de contagios y que en breve –o muy breve– plazo debe empezar a bajar. El dato de contagios registrado anteayer, martes, continúa por encima de los 3.000 casos (en concreto 3.373) y no permite hablar de un inicio del descenso generalizado de los casos. Pero sí se registran bajadas en algunos tramos de edad, en concreto entre 20 y 29 años, según señaló el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, quien indicó que “probablemente estemos en estos momentos en cifras máximas de incidencia”.

La ministra pide prudencia. En la mayor parte de las comunidades autónomas de España, la curva ya está de caída. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, valoró el descenso en la incidencia en los dos últimos días, pero precisó que hay que esperar la consolidación de esta bajada para ver si se “ha alcanzado el pico de la sexta ola o estamos muy cerca”, por lo que ha pedido “prudencia”.

Incidencia récord. El ritmo de contagios en Asturias se situó ayer en 3.911 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Es la cifra más alta de toda la crisis pandémica. En el conjunto de España, la tasa de infecciones disminuye. Al igual que ha pasado en fases anteriores la región va por detrás del resto del país en la evolución de las curvas.

150.000 casos en Asturias. Asturias alcanzó ayer, miércoles, los 150.000 contagiados de coronavirus. La cifra es muy elevada, obviamente: casi el 15 por ciento de la población. Sin embargo, solo tres comunidades autónomas –Canarias, Andalucía y Galicia– tienen menores tasas de población que haya pasado el covid. La más elevada corresponde a Navarra, donde el 28 por ciento de los habitantes han sido diagnosticados de infección por coronavirus.

La preocupación decrece. En el fuero interno de los responsables sanitarios del Principado ha tomado cuerpo la idea de que lo peor de esta sexta onda ya ha pasado. Pero esa impresión ha de ser ratificada por los números. Sí puede decirse que la preocupación de las autoridades y de los profesionales de la sanidad ha disminuido de manera notable en los últimos días. ¿Por qué? Porque están viendo que la situación de los hospitales invita a pensar que, dentro de un panorama de alta ocupación, el riesgo de colapso está prácticamente descartado.

Planta y UCI. Ayer había en los hospitales de la región 422 pacientes con covid: de ellos, 366 están en planta y 56 en unidades de cuidados intensivos (UCI). La cifra de planta es inferior a la registrada hace diez días. Y la de UCI apenas se ha incrementado en lo que llevamos de mes. Esta situación favorable resulta particularmente llamativa en un contexto de un elevado ritmo de contagios.

Vacunas y muertes. El papel de la vacuna anticovid parece verse cada día más claramente plasmado en una caída de las tasas de casos graves y de muertes. El consejero de Salud indicó ayer que, de las últimas 250 personas fallecidas por coronavirus en Asturias, 127 “no estaban vacunadas o tenían la pauta de vacunación incompleta”. Este índice de muertos no vacunados superior el 50 por ciento contrasta con la tasa global de no vacunados en la región: solo un 11 por ciento de la población diana (vacunable por su edad).

48 muertes en dos semanas. Una vez más, el dato más preocupante de anteayer, martes, en Asturias, se dio en el capítulo de muertos. Se contabilizaron seis fallecimientos por covid: tres mujeres de 74, 77 y 91 años, y tres hombres de 72, 75 y 85. En los últimos catorce días, la región acumula 48 fallecimientos por esta causa.

Compartir el artículo

stats