Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más detalles sobre el bono joven al alquiler de vivienda, que llegará a unos 3.200 jóvenes en Asturias

El plan para fomentar el alquiler de vivienda recoge seguros para que los propietarios puedan cobrar íntegramente los alquileres en caso de impago del inquilino

María Jesús Álvarez y Francisco Blanco, en la sede de la FSA en Oviedo

La nueva ayuda estatal para facilitar el pago del alquiler de vivienda a los menores de 35 años podría llegar a algo más de 3.000 jóvenes en Asturias, según comentó este viernes el senador socialista Francisco Blanco, basándose en las previsiones que maneja la consejería de Derechos Sociales. Francisco Blanco y la también senadora por Asturias María Jesús Álvarez han repasado hoy las principales novedades del nuevo real decreto aprobado esta semana por el Gobierno central para desarrollar el Plan Estatal de Acceso a la Vivienda 2022-2025, dotado con 1.717 millones de euros para el conjunto del país. 

Ambos destacaron que el bono joven, que financiará hasta 250 euros mensuales por dos años para ciudadanos de entre 18 y 35 años que cobren un salario inferior a 24.318 euros anuales, pretende dar respuesta "a un problema especifico" de un colectivo sacudido por dos crisis consecutivas, la gran recesión de 2010 y la pandemia del covid, y los senadores socialistas apuntaron que el plan estatal también recoge un seguro que garantiza el cobro de los alquileres a los propietarios ante posibles impagos, un problema que reduce la oferta y encarece el precio del mercado de arrendamiento.

"Los cálculos de la consejería prevén que la convocatoria del bono joven pueda llegar a unos 3.200 jóvenes para los que va a ser más fácil acceder a vivienda en alquiler", afirmó Francisco Blanco. Una de las características de este ayuda es que podrá cobrarse con carácter retroactivo a fecha del 1 de enero, siempre y cuando los beneficiarios ya tuvieran en esa fecha el contrato de alquiler, aunque los trámites puedan demorarse unos meses y la concesión de ese bono no se confirme hasta dentro de unos meses, según apuntó el senador socialista. 

El acceso a una vivienda es una de las realidades que influyen en la demora de la emancipación de los jóvenes. Blanco admitió que "hay una deuda intergeneracional con los jóvenes" en políticas sociales porque, como señalaba la pasada semana un informe de Cáritas, "se trata de uno de los colectivos que peor lo está pasando al afrontar crisis económicas que han generado precariedad de trabajo, desempleo y subida de la vivienda". 

El senador socialista destacó que este bono joven es compatible con las ayudas del Principado para alcanzar hasta el 75 por ciento del precio del arrendamiento, una cobertura que podría llegar incluso al cien por cien "para los colectivos más vulnerables, que se definan en cada comunidad". La senadora María Jesús Álvarez incidió en que este nuevo real decreto tiene "un carácter eminentemente social" y pretende atender, además de a los más jóvenes, "a las personas en situación de vulnerabilidad, desahuciados, víctimas de violencia de género y a quienes están en infravivienda" mediante la promoción de la vivienda de alquiler. "Se trata de cumplir la Constitución. Este es un Gobierno que cumple y la vivienda supone uno de los problemas más importantes de este país, no puede ser un elemento de especulación". La senadora por la Junta General del Principado indicó que entre las medidas que recoge el Plan de Vivienda "se protege también a las personas que alquilan sus propiedades, sobre todo activando un seguro que facilita que el propietario siempre perciba el cobro íntegro de la renta del inquilino". 

Compartir el artículo

stats