Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lista de espera creciente en la sanidad asturiana: ¿cuáles son las consultas, operaciones y pruebas más saturadas?

Un total de 154.393 personas están pendientes de una cirugía, una prueba o una consulta, unos 33.000 más que antes de la pandemia | El Sespa estudia prolongar el plan de choque

Una operación quirúrgica en una imagen de archivo. LNE

La lista de asturianos que están pendientes de una primera consulta con un especialista aumenta sin cesar. A finales del pasado mes de diciembre eran 89.397, casi 20.000 más que en diciembre de 2019, antes del inicio de la pandemia, cuando la cifra era de 71.036. Si se toma como referencia agosto de 2021, el final del pasado verano, los pacientes en espera de ver al especialista eran 77.004. Estas cifras reflejan la evolución negativa de este epígrafe en los últimos cuatro meses del año 2021. Particularmente, en dos especialidades, oftalmología, con 16.198 pacientes que aguardan una primera consulta (cuya demora media es de 118 días), y traumatología, con 11.941 enfermos que esperan una media de 66 días. Entre las dos acaparan un tercio del total de enfermos en espera de asistencia.

Además, 20.115 enfermos están a la espera de una intervención quirúrgica y 44.881 de una prueba diagnóstica. En este último capítulo destacan por la envergadura de sus cifras las ecografías, con 20.438 pacientes en espera, y las resonancias, con 15.796. En el epígrafe de operaciones, las más frecuentes en lista de espera son las de cataratas (3.390), de prótesis de rodilla (1.102), de hernias inguinales (960) y de prótesis de cadera (930).

Si se suman primeras consultas con el especialista, operaciones y pruebas diagnósticas, el resultante es que 154.393 personas están pendientes de un acto médico en la región, cifra que no incluye los servicios de Atención Primaria. En diciembre de 2019, antes de la llegada del coronavirus, eran 121.023: de ellos, 71.036 para citas con el especialista, 30.661 para exploraciones diagnósticas y 19.326 para intervenciones quirúrgicas.

Los datos de lista de espera difundidos ayer por la Consejería de Salud demuestran que la sexta ola de covid-19 ha limitado de forma notable los resultados del plan de choque llevado a cabo en los quirófanos de los hospitales de la región en el último tramo de 2021. Desde el inicio del plan, el 20 de septiembre, hasta el 31 de diciembre, se llevaron a cabo un total de 1.605 cirugías vespertinas. Una cifra apreciable, pero insuficiente para neutralizar los efectos de casi dos años de pandemia de coronavirus que está impidiendo atender en los tiempos reglamentarios los problemas de salud ajenos al covid.

Si a finales de agosto de 2021 eran 20.371 los pacientes pendientes de una intervención quirúrgica en Asturias, a finales de diciembre la cifra era muy similar: 20.115. Sí se ha logrado reducir de 3.514 a 2.916 el número de enfermos que soportan más de seis meses de demora. Y también ha bajado de 106 a 95 días el tiempo medio de espera para llegar al quirófano. Pero este balance es inferior al que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) se había propuesto con su programa de choque para reducir las demoras.

En consecuencia, el Sespa anunció ayer que “valora” la posibilidad de “prorrogar otros seis meses la vigencia del plan de choque”, una medida –destaca la Administración sanitaria– “que se ha mantenido activa pese al gran impacto de la sexta ola en la actividad hospitalaria programada”.

El pasado mes de diciembre, en pleno apogeo de la crisis pandémica, se realizaron en los hospitales de la región 311 intervenciones quirúrgicas en jornada de tarde “con gran implicación de los profesionales de los hospitales”, subraya el Servicio de Salud.

Respecto a las consultas, los especialistas atendieron en diciembre un total de 115.832, “un número superior al que se alcanzaba en el mismo mes en años previos a la pandemia”, enfatiza el Sespa. Además, efectuaron 27.005 pruebas de diagnóstico, frente a las 22.458 practicadas en 2019. “También consiguieron reducir en cuatro días la demora para escáneres”, señala la Administración sanitaria.

Compartir el artículo

stats