Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias se quedará fuera del primer reparto de “trenes bala”

“Cuando empiece a funcionar la Variante se evaluará qué convoyes son los más adecuados para prestar el servicio”, señala Renfe

Un tren “Avril” de Talgo que ha adquirido Renfe. José A. ORDÓÑEZ

Asturias no entrará en el primer reparto de trenes de muy alta velocidad Avril, los que Renfe denomina S-106 y que popularmente se conocen como “trenes bala”. La operadora pública asegura que reparte sus convoyes “en función de la infraestructura ferroviaria disponible y las necesidades del servicio”. Afirma que en el caso de Asturias “ocurre lo mismo”. ¿Acabarán destinándose trenes Avril a la línea de alta velocidad Madrid-Gijón? Respuesta de Renfe: “Una vez que entre en servicio la variante de Pajares se evaluará qué trenes son los más adecuados para prestar el servicio”.

Renfe dispondrá en los próximos meses de 30 unidades del tren Avril, uno de cuyos convoyes de prueba llegó a alcanzar los 380 kilómetros por hora el pasado mes de febrero en un viaje entre Zamora y Sanabria, superándose así en 130 kilómetros por hora la velocidad máxima de los actuales Alvia. Fabricados por Talgo entre 2016 y 2017 en la factoría de Rivabellosa (Álava), habrá 15 unidades Avril de ancho fijo y otras tantas de ancho variable. Diez de ellos están preparados para circular en Francia. Habrá también una versión “low cost”, los denominados Avlo. Los 30 trenes han costado a Renfe 1.495 millones de euros, incluido el mantenimiento durante 30 años.

Los convoyes Avril (o Avlo) de ancho variable podrían utilizarse en el AVE a Asturias, dado que el recorrido de Madrid a Gijón discurre tanto por vías de ancho AVE (internacional, UIC o estándar) como de ancho Renfe (ibérico). Ocurre lo mismo, por ejemplo, en las líneas de alta velocidad de Galicia, el País Vasco y en el corredor mediterráneo.

Los trenes S-106 ye deberían estar en servicio, pero la pandemia ha retrasado su homologación. Esta al menos ha sido la explicación oficial. De momento, siguen circulando en pruebas por la vía cerrada al tráfico entre Burgos y Venta de Baños (Palencia), conde completarán en unos meses su homologación antes de su puesta en servicio en España y Francia. Los Talgo Avril circularán más de 30.000 kilómetros tanto en líneas de ancho AVE y Renfe, y tanto convencionales como de alta velocidad.

La última fecha aportada por el Ministerio de Transportes para la puesta en servicio de los trenes Avril fue el verano de este año, aunque fuentes consultadas por este periódico retrasan el inicio de la circulación comercial a las primeras semanas del otoño.

La calificación de “trenes de muy alta velocidad” o “ultrarrápidos” se otorga a aquellos capaces de superar los 300 kilómetros por hora. Renfe aspira a que el Avril realice viajes entre España y Francia a una velocidad máxima de 330 kilómetros por hora en operaciones comerciales.

Los trenes Avril tienen capacidad para hasta 581 pasajeros, lo que supone que en doble composición podrían alcanzar hasta los 1.162 viajeros. La configuración “normal” tiene 200 metros de longitud y lleva una composición de doce coches de viajeros con el piso a la misma altura que el andén, de tal forma que una persona en silla de ruedas puede montar si ayuda en el convoy. Todos los asientos son orientables en el sentido de la marcha y disponen de pantallas leds accesibles. El tren tiene gran espacio para equipajes de hasta 206 litros por plaza, con posibilidad de colocar maletas debajo de los asientos.

Compartir el artículo

stats