Con gafas de sol, pero con abrigo. Así terminarán la semana los asturianos. Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Lorenzo no abandonará la región hasta el día 31. Eso sí, las temperaturas se acercarán a cero y las máximas apenas sobrepasarán los 10 grados. Esto es lo que dicen los expertos:

Jueves, 27 de enero

Poco nuboso con intervalos de nubes bajas en la mitad norte durante la madrugada, primeras horas de la mañana y últimas de la tarde, con brumas y bancos de niebla asociados. Temperaturas mínimas en general en ascenso; máximas en ascenso en zonas altas de la Cordillera y con pocos cambios en el resto. Heladas en el interior, en general débiles. Viento flojo variable en el interior y más intenso de componente este en el litoral.

Viernes, 28 de enero

Poco nuboso con intervalos de nubes bajas en la mitad norte al principio y al final del día y brumas matinales asociadas. Temperaturas mínimas en ascenso y máximas con cambios ligeros. Heladas débiles en el sur, más intensas en zonas altas de la Cordillera. Viento flojo de componente este, más intenso en el litoral.

Sábado, 29 de enero

Poco nuboso con algún intervalo de nubosidad baja en el litoral y en el tercio occidental donde además pueden surgir brumas matinales, aumentando a nuboso o cubierto al final del día. Temperaturas mínimas con pocos cambios y máximas en ascenso. Viento flojo variable con predominio de la componente este en el litoral.

Domingo, 30 de enero

Predominio de cielos nubosos, despejando por la tarde, y volviendo a cubrirse el cielo al final del día en la mitad norte, con probables brumas. Temperaturas mínimas en ascenso y máximas en descenso en la mitad oriental y con pocos cambios en el resto. Heladas locales en algunos valles y en las cumbres. Viento flojo variable, excepto del este en el litoral.