Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Me quedo en el pueblo

Susana García, una topógrafa a pie de finca en Cudillero: "Disfruto con el contacto directo con la gente"

Residente en Salamir, tierra de sus abuelos, y muy implicada en la vida vecinal, señala que lo mejor de su trabajo "es el trato directo con la gente de los pueblos”

Susana García Fernández, trabajando en su despacho en su casa de Salamir (Cudillero). | Ana Paz Paredes

Decir que Susana García Fernández es una topógrafa a pie de calle resulta algo reiterativo dada su profesión, que le obliga a trabajar mucho en el exterior. Pero es importante destacar que ella, donde encuentra mayor satisfacción, es precisamente en el trabajo de calle, con la gente de los pueblos. “Con lo que disfruto como topógrafa es con el contacto directo con la gente que confía en mí; llevarles el papeleo y todo lo que necesiten y yo pueda resolver.

A mí lo que me gusta es ir a medir una finca con el paisano y tratar con él”, señala esta mujer natural de Soto del Barco y que desde 2007 vive con su marido en Salamir (Cudillero) en la que fuera la casa de sus abuelos que reformaron y convirtieron en su hogar. En julio de 2012 nació su hijo Esteban.

Susana García con el aparato GPS que utiliza en las mediciones. Ana Paz Paredes

Al frente de su empresa Este Topografía que puso en marcha con fondos europeos Leader cuenta hoy con una importante clientela de buena parte de concejos del occidente asturiano, aunque se traslada a cualquier punto que se la requiera. De hecho recientemente estuvo en Potes (Cantabria). Empática, cercana y siempre dispuesta a echar una mano donde se le pida, se define como vecina de Salamir, como “más que la topógrafa, la técnica del pueblo para lo que haga falta”.

Susana García realiza buena parte de su trabajo desde su despacho, en su casa en Salamir. Ana Paz Paredes

Y es que en más de una ocasión algún vecino o vecina le pide que le resuelva papeleo o le encargan cualquier recado, algo que ella hace con gusto “aprovechando que bajo a Cudillero, al ayuntamiento o donde sea, vaya. A mi me gusta relacionarme con mis vecinos, la mía no es una casa con un muro levantado, al contrario, no entiendo vivir en un pueblo sin hacer pueblo”.

Susana García realizando mediciones. Ana Paz Paredes

Sin embargo su éxito profesional –hace dos años llevó a cabo 32 proyectos y, el pasado, 95– no es fruto de la casualidad. Porque previo a ejercer de topógrafa, para lo que estudió, tuvo varios trabajos. “Antes de hacer la carrera en Mieres hice un módulo de Construcción en FP y también estudié Delineación. Empecé dando clases en la Fundación Laboral de la Construcción, luego pasé a una empresa en Olloniego, de jefa de obra y cuando cerró por la crisis quedé al paro. Me incorporé luego a la empresa donde trabaja mi marido. Cuando nació mi hijo estaba de nuevo al paro y decidí que quería dedicarme a criarlo totalmente. Cuando se me acabó el paro y el niño tenía dos años empecé a trabajar cuidando una cría, de ahí me surgió trabajar en el comedor del cole de Soto de Luiña y, casi al mismo tiempo, me llamaron para cubrir una baja de cocinera en la escuela infantil La Pixuetina, en Cudillero. Y para allí me fui”, explica esta mujer polifacética y que rezuma positividad.

Susana García trabajando en su despacho en Salamir. Ana Paz Paredes

Durante ese tiempo algún que otro vecino empezó a pedirle si le podía medir una finca, y ella iba en sus ratos libres. “Acudía por echar una mano, ni les cobraba ni nada, pero poco a poco empezaron a llamarme más y llegó un día que me planteé, cuando dejé de trabajar en el cole, abrir mi empresa de topografía y trabajar desde casa. Tengo una conexión a internet estupenda. Ahora hago también muchas cosas de herencias en el tema de fincas, por ejemplo, actualizando toda la documentación”.

Susana García tiene claro que, sin duda alguna, “se puede trabajar y vivir en el medio rural asturiano. Yo no cambio esto por nada y tengo una relación estupenda con mis vecinos. Yo recomiendo emprender pero, claro, todo depende de lo que quieras hacer y donde, además de ser perseverante y luchar por ello”, matiza.

Susana García, en un momento de su trabajo. Ana Paz Paredes

Compartir el artículo

stats