Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector de la nieve pide a Educación que permita actividades como la Semana Blanca

Los establecimientos en torno a las estaciones advierten de “pérdidas importantes”: “No tiene sentido que desaconsejen las pernoctaciones”

La consejería de Educación del Principado remitió el pasado 3 de enero a los centros escolares la recomendación de que no realizasen actividades extraescolares que incluyesen pernoctaciones, como medida para evitar contagios de covid. Arreciaba en ese momento la sexta ola y la vacunación de los menores no estaba completa. La recomendación iba dirigida especialmente de cara a los viajes de estudios y salidas de la Semana Blanca. Este admonición ha causado sin embargo un roto a los negocios que hay en torno a las estaciones de esquí, que han puesto el grito en el cielo. Los empresarios del sector de la nieve cifran en seis mil los escolares que venían acudiendo a las estaciones de esquí de Asturias y San Isidro en viajes de colegios durante enero y febrero, una realidad que se ha visto sin embargo frenada por el covid.

Ahora que desaparecen las restricciones en la hostelería y el ocio nocturno, los empresarios piden a Educación que actualice esa recomendación que hicieron a los centros y que les permita realizar esas salidas de la Semana Blanca. “Si nos exigen algún protocolo especial, estamos dispuestos a negociarlo y a ponerlo en marcha, pero tienen que volver a permitir esos viajes”, aseguró Fernando Cordero, responsable del Hotel La Braña, de La Raya (Aller).

Sí en otras regiones

Cordero añade que Asturias es la única región que mantiene cautelas sobre este tipo de actividades. Otras, como Galicia, Castilla y León y Cantabria, sí permiten a los centros realizar esos viajes con pernoctaciones. “No tiene sentido que se mantenga esa recomendación en Asturias”, añade el hostelero. Se da la paradoja de que Educación mantiene un enlace para organizar este tipo de desplazamientos, mientras por otro lado los desaconseja.

Y es que, tras dos años de pandemia, el sector está sufriendo “pérdidas económicas importantes”. Del sector de la nieve, recuerdan, depende numerosos puestos de trabajo que ahora están en el aire. “Es algo que también deben tomar en cuenta. Tuvimos muchas cancelaciones después de Reyes, pero también en estas dos últimas semanas”, señala el empresario. Si se levantase la mano, podría salvarse el mes de febrero.

Compartir el artículo

stats