Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los contagios bajan con claridad, pero los ingresos continúan y los muertos aumentan

El HUCA estudia cuatro casos sospechosos de ómicron silenciosa | El mes de enero acumula 135 fallecidos, frente a los 74 de diciembre

Pablo Fernández Muñiz, consejero de Salud: "A la sexta ola todavía le queda un largo camino, no nos podemos engañar"

"A la sexta ola todavía le queda un largo camino, no nos podemos engañar" Amor Domínguez

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

"A la sexta ola todavía le queda un largo camino, no nos podemos engañar" Pablo Álvarez

La pandemia de covid-19 presenta en Asturias dos tendencias divergentes, semejantes a las que se observan en otros territorios de España. Por una parte, el ritmo de contagios está disminuyendo de una forma clara. La incidencia descendió en 396 puntos durante el fin de semana, hasta situarse en 3.091 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos catorce días. Sin embargo, la ocupación hospitalaria continúa aumentando –aunque de manera controlada– y la mortalidad sigue en valores elevados: 135 muertos a lo largo del mes de enero (sin contar el día de ayer) frente a los 74 registrados el pasado diciembre.

La curva baja. “Hay un cambio de tendencia, la incidencia está bajando, pero no podemos engañarnos: a la sexta ola todavía le queda mucho. Hay que ir adecuando las medidas a esta situación, pero Asturias todavía está en el nivel tres sobre cuatro”, indicó ayer el consejero de Salud del Principado, Pablo Fernández Muñiz.

Cuatro sospechas de ómicron. El titular de Salud desveló que el laboratorio de Microbiología del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) tiene en estudio cuatro casos sospechosos de la variante ómicron silenciosa. En principio –precisó el Consejero–, ninguno de estos contagiados guarda relación con la mujer que dio positivo el pasado viernes, en lo que fue el primer caso registrado en el Principado de la citada versión del virus, cuyas características no parecen hacerla particularmente preocupante. Pablo Fernández Muñiz efectuó estas declaraciones durante una visita al HUCA, donde se despidió de los militares del cuartel de Cabo Noval que colaboraron durante el último mes en la campaña de vacunación anticovid.

Positivo balance de casos. El volumen de contagios contabilizados entre el viernes y el domingo son una buena noticia, a juicio de los epidemiólogos y profesionales sanitarios. Las cifras marcan una clara tendencia decreciente: 1.874 casos, el viernes; 1.176, el sábado; y 916, el domingo. La suma de los tres días, 3.966 infectados, es sensiblemente inferior a la registrada en los fines de semana precedentes, en los que se contabilizaron, respectivamente y yendo hacia atrás en el tiempo, 6.745, 8.064 y 7.637 contagios. Este pasado domingo ha sido el primer día con menos de 1.000 casos en la región por vez primera desde el pasado 21 de diciembre.

La actividad quirúrgica, ralentizada. En los hospitales de Asturias ya hace días que reina una cierta calma, pues se considera que, salvo cataclismo, no existe riesgo alguno de saturación. Sin embargo, el nivel de ocupación continúa siendo elevado: lo suficiente como para impedir que la actividad de los quirófanos pueda normalizarse. Ayer estaban ingresados 471 enfermos de covid: 422 en planta y 49 en unidades de cuidados intensivos (UCI). Lo previsible es que en los días centrales de la semana las altas sean superiores a los ingresos, de modo que la presión descienda. Pero el sistema sanitario necesita una tregua más intensa para poder reanudar un ritmo quirúrgico razonable y que permita afrontar las elevadas listas de espera.

Alta mortalidad. La faceta más negativa de la pandemia la ofrecen, una vez más, las cifras de mortalidad. Entre el viernes y el domingo fallecieron por covid 17 personas, de edades comprendidas 49 y 99 años. Las autoridades sanitarias subrayan que una gran mayoría de los muertos por covid en esta sexta ola –y en el segundo invierno consecutivo sin gripe– son personas mayores y de salud frágil; enfermos que tienen mermado su sistema de inmunológico; e individuos que no están vacunados.

Denuncia en el ERA. El sindicato Comisiones Obreras denunció ayer “el aumento de casos de covid” en las residencias de mayores y “la falta de actuación” de la gerencia del ERA, organismo del Principado que las gestiona. Ajuicio de Comisiones, “los máximos responsables se escudan en el cambio de los protocolos para mirar para otro lado”.

Compartir el artículo

stats