Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sexta ola en Asturias: los casos se triplicaron en enero, el mes con más contagios de toda la pandemia

El cambio de tendencia de los últimos días no evita el aumento de las muertes, que se duplicaron respecto a diciembre con 135 fallecidos

Enero fue el mes con más contagios de covid de toda la pandemia en Asturias. Según los datos recogidos por la Consejería de Salud, la región registró más de 74.000 infecciones durante el primer mes del 2022, casi el triple que en diciembre, cuando se registraron 25.911 casos. Pese a que el dato deja en evidencia que la sexta ola está siendo un verdadero tsunami en cuanto a contagios, la presión hospitalaria bajo control y las cifras de mortalidad (aunque que están siendo elevadas en los últimos días), son la muestra de que las vacunas han cumplido con su cometido también frente a ómicron. Lo peor de esta ola, que todavía no ha terminado, sigue estando en la atención primaria, desbordada desde hace dos meses.

Si comparamos con otras olas anteriores, los meses con más casos se habían registrado en julio de 2021 (10.991 casos) durante la llamada "ola joven" y en noviembre de 2020 (12.310 casos), en plena segunda ola. Unos datos que ya fueron duplicados el diciembre pasado, y que en enero se han disparado. En suma, la sexta ola ha sumado más contagios en Asturias durante estos dos meses que todos los casos contabilizados hasta ese momento durante toda la pandemia.

La faceta más negativa de la pandemia la ofrecen, una vez más, las cifras de mortalidad. En enero, Asturias registró 143 fallecidos con covid, el doble que el mes anterior. Pese a lo duro de la cifra, la comparación con otros momentos de la pandemia en los que se registraban muchos menos casos, sigue siendo favorable. En noviembre de 2020, lo peor de la segunda ola, la región registró 597 muertos en un mes.

Si hablamos de incidencias, en esta ola también se han batido todos los récords. El pasado 21 de enero, el Principado llegó a superar los 4.000 casos por cada cien mil habitantes en la incidencia registrada a 14 días. Unas cifras impensables hace solo unos meses. Por suerte, la sexta ola está empezando a remitir en la región. Aún así, descenso está siendo lento, por lo que todavía quedan una semanas con un elevado número de casos.

El consejero de Salud Salud del Principado, Pablo Fernández Muñiz, certificó ayer el cambio de tendencia, pero evitó las celebraciones. “La incidencia está bajando, pero no podemos engañarnos: a la sexta ola todavía le queda mucho. Hay que ir adecuando las medidas a esta situación, pero Asturias todavía está en el nivel tres sobre cuatro”, aseguró.

Compartir el artículo

stats