Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sindicato Médico (SIMPA) pide a los partidos que “no usen como arma arrojadiza” la petición de reprobación al consejero de Salud

La organización sindical replica al titular de Salud que 450 facultativos critican "su desconsideración a los profesionales de Atención Primaria y su falta de medidas para resolver los problemas"

Dirigentes del SIMPA, tras presentar su solicitud en la Junta.

El Sindicato Médico de Asturias (SIMPA) ha pedido a los partidos políticos que “no usen como arma arrojadiza y sectaria” entre ellos la petición de reprobación al consejero de Salud que han presentado en la Junta General del Principado.

Esta declaración constituye una réplica al titular de Salud, Pablo Fernández Muñiz, quien ayer denominó “trama política” a la citada propuesta. La organización sindical enfatiza que su iniciativa “no es una reprobación a una persona ni a un partido". ¿Y qué es? Según sus promotores, una petición a todos los partidos políticos “por la actuación del Consejero respecto a la Atención Primaria, su desconsideración a los profesionales de Primaria y su falta de medidas para resolver los problemas del primer nivel de asistencia”.

 ”Queremos que nuestros políticos entiendan que, en nuestra opinión, se pueden poner de acuerdo pensando en los intereses de la mayoría de los ciudadanos antes que en intereses partidistas”, señala el SIMPA en un comunicado, que puede leer íntegramente aquí.

Por el momento, han manifestado su disposición a reprobar al Consejero los grupos del PP, Foro y Vox. Se han posicionado en contra PSOE e IU. Y no se han pronunciado Ciudadanos y Podemos

El SIMPA enfatiza que su solicitud a la Junta ha sido apoyada por “más de 450 médicos de Atención Primaria, más de la mitad de todos los médicos de Primaria”. Y añade que “muchos” de ellos no están afiliados.

Con esta aseveración, el sindicato replica las críticas que el consejero ha hecho de la relación de firmas, de la que ha asegurado que contiene “duplicidades” y otros aspectos que cuestiona.

 “A los médicos nos han apartado de los órganos de decisión y han vaciado de contenido los mandos intermedios. No se tiene en cuenta los puntos de vista y las opiniones de los profesionales”, apostilla el SIMPA.

Compartir el artículo

stats