Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La razón por la que cientos de jubilados asturianos podrán cobrar (y reclamar) un complemento a su pensión

El Supremo obliga a abonar este plus a los varones retirados entre 2016 y 2021 que tuvieran más de dos hijos para evitar discriminación

Jubilados Jordi Cotrina

Cientos de jubilados asturianos podrán solicitar un complemento por maternidad en sus pensiones, que podría incrementar sus pagas entre 50 y 200 euros al mes. Aunque la cuantía depende del número de hijos que hayan tenido y de una serie de requisitos que se deben cumplir. Así lo dictamina una reciente sentencia del Tribunal Supremo, cuyos detalles más concretos –su letra pequeña– aún no se conocen. Sin embargo, los abogados asturianos ya están manos a la obra –llevan tiempo, de hecho– presentando reclamaciones, con éxito porque van ganando todas las batallas en el juzgado.

El fallo del Supremo llega solo unos meses después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea declarase que ese complemento se aplicaba de forma discriminatoria, ilegal y que iba en contra de la normativa europea. Entendía el alto tribunal comunitario que los hombres tenían tanto derecho como las mujeres a percibir esa mejora en sus pagas de retiro. Fue un tirón de orejas en toda regla al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

Tan claras están las cosas en los juzgados y tan fuerte fue la reprimenda de Bruselas que, según apuntó Alma Alonso, del despacho Laboralistas del Principado, la Seguridad Social ya está reconociendo de oficio las reclamaciones sin necesidad de que el asunto acabe en el juzgado. Solo hay un obstáculo, el Supremo reconoce –por orden de Europa– que los hombres puedan cobrar este complemento pero no aclara si deben hacerlo desde que este tipo de ayudas se pusieron en marcha, allá por enero de 2016, o desde el momento en el que el afectado interpuso la demanda o la reclamación.

Claves


Los requisitos. Hay que ser padre de dos hijos o más; ser perceptor de una pensión de jubilación, incapacidad o viudedad entre el 1 de enero de 2016 y el 3 de febrero de 2021, cuando este tipo de ayudas decayeron. 

La cuantía. La cuantía de las ayudas depende del número de descendientes que se hayan tenido. El incremento de la paga será del 5% para los que tuvieran dos; del 10% para los que hubieran tenido 3; y de un 15% para los que hubieran tenido cuatro o más.

Teresa Alonso Chamarro, del despacho MP Asesores y Abogados, explica los requisitos que se requieren para poder optar a estos complementos. Son los siguientes: ser padre de dos hijos o más; y ser perceptor de una pensión de jubilación, incapacidad permanente o viudedad entre el uno de enero de 2016 y el tres de febrero de 2021, que fue cuando esta ayuda desapareció. Hay otro requisito más. Los jubilados deben haber tenido un cierto vacío en su carrera de cotización a la Seguridad Social. Aunque los baremos para medir este hueco son bastante complicados y confusos con lo que es fácil que la ayuda sea reconocida, según reconocen los abogados laboralistas asturianos.

El pleno de la sala cuarta del Tribunal Supremo solo señala, sobre este aspecto, que los hombres que reúnan las exigencias establecidas tienen el derecho a cobrar el complemento de la pensión. No obstante, los laboralistas aseguran que los afectados en Asturias se cuentan por cientos. “Nosotros solo en el despacho estamos llevando entre 60 y 70 reclamaciones”, señaló un abogado de la región.

La cuantía de la ayuda depende del número de hijos que hayan tenido. El incremento de la paga es de un 5% para los que tuvieran dos; de un 10% para los que hubieran tenido 3; y de un 15% para los que hubieran tenido cuatro o más. Sobre el papel esos porcentajes suponen que la pensión podría incrementarse de forma mensual entre 50 y 200 euros. A esas cantidades, además, habría que añadir la cantidad retroactiva que no se había percibido y que los juzgados obligan ahora a abonar. Un buen pico y un importante desajuste para las arcas de la Seguridad Social.

Según Teresa Alonso, “además de quedar reconocido este complemento por la vía judicial y de forma vitalicia desde este momento, en líneas generales, los Tribunales ya venían estimando una retroactividad en cuanto al pago de este complemento”. Alma Alonso asegura que fue una de las primeras laboralistas en Asturias en obtener una sentencia en este sentido. Apunta que el juzgado de lo social de Avilés le dio la razón en sus reclamaciones y estimó que la Seguridad Social debía abonar ese complemento desde el inicio de la jubilación del afectado. Sin embargo, aguas arriba, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) limitó esas devoluciones a los tres meses anteriores a la reclamación.

El complemento había sido aprobado por el Gobierno del PP y decayó a comienzos del año pasado.

Compartir el artículo

stats