Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Qué factura deja el covid en Asturias? Las cifras que muestran que el gasto sanitario se disparó (y no poco)

El gasto sanitario concentra el 43 por ciento del desembolso extra del Principado en la pandemia; las ayudas compensatorias, un tercio

Trabajo en un laboratorio sanitario.

La factura de dos años de batalla contra el coronavirus en Asturias da un total aproximado de unos 541,1 millones de euros. El cálculo del Principado escruta los dos últimos ejercicios contables ya cerrados, 2020 y 2021, y encuentra esa suma tras acumular el gasto sanitario y educativo extraordinario con los costes de los refuerzos en los servicios sociales, el importe de las ayudas compensatorias para los sectores económicos afectados y una amalgama de otros capítulos donde se incluye la adquisición de equipos de protección u otras retribuciones para paliar los efectos sociales de la crisis pandémica, como los resarcimientos por los paros del transporte o la suspensión forzosa de contratos.

La cuenta adquiere sentido y dimensión al cumplirse dos años del primer estado de alarma y el arranque del confinamiento. En toda España, y de acuerdo con un recuento muy condicionado por el método de cálculo, algunas fuentes elevan el recibo por encima de 28.700 millones de euros y componen una clasificación en la que Cataluña (con 7.821) se sitúa en cabeza e inmediatamente por encima de Madrid y sus 5.967. La cifra asturiana estaría, de acuerdo con esta cuenta, por encima de las de Aragón, Navarra, Extremadura y Cantabria –no hay datos de La Rioja–, pero queda dicho que la comparación puede no afinar por la forma dispar de calcular de cada Gobierno.

El desglose del Principado hace visible el indiscutible liderazgo del gasto sanitario atribuible al covid, que compromete casi la mitad de la cifra total, un 43 por ciento, 232,62 millones. Contando en personas, la sanidad asturiana ha tenido una media de 2.000 trabajadores más durante la pandemia. Inmediatamente a continuación vienen 180,14 millones invertidos en ayudas compensatorias, un tercio del total, y 44,53 para el refuerzo del sistema educativo y 28,59 en bienestar social y dependencia. La cuenta se completa con 55,24 invertidos en asuntos varios, material protector o compensaciones a empresas de transporte, entre otros.

El gasto sanitario se elevó en 200 euros por habitante en Asturias durante la pandemia


El gasto sanitario ha crecido en 200 euros por habitante en Asturias desde que se declaró la pandemia del coronavirus, según los datos que ofreció ayer el consejero de Salud, Pablo Fernández, durante un acto en la Facultad de Derecho de Oviedo que tenía por objeto repasar la evolución del sistema sanitario regional en los últimos 40 años.

El gasto sanitario por habitante se situaba en el año 2020 en 1.772, cifra que registró el incremento más considerable solo doce meses después para llegar a los 1.917 euros en una tendencia que se ha mantenido ahora, en 2022, alcanzando los 1.975 euros. Es decir, el gasto sanitario por asturiano ha crecido en 203 euros desde que se declaró el primer caso de coronavirus en la región, en febrero de 2020, hasta la actualidad. En el presente ejercicio, el presupuesto sanitario del Principado ha llegado a los 1.998 millones. “El sistema sanitario asturiano ha ofrecido una robusta respuesta ante la pandemia”, defendió Pablo Fernández, quien señaló que “fue una decisión más inteligente apostar por la construcción del HUCA y del nuevo hospital de Mieres en contraste con otros que realizaban recortes en la sanidad pública”. El consejero llamó la atención de que la respuesta a la pandemia “no es fruto de una evolución natural, sino de una planificación de decisiones en momentos muy difíciles, que han dado unos resultados que conocemos y no otros, que también conocemos”.

En la conferencia, también intervinieron el profesor de Derecho, Javier García y el decano de Derecho, Javier Fernández Teruelo. El acto contó con la asistencia del catedrático de Psiquiatría Julio Bobes quien pidió “facilidades” para investigar la naturaleza de los suicidios que se registran en Asturias y así buscar una reducción de los mismos y de la catedrática de Medicina Preventiva, Adonina Tardón, quien pidió acortar los tres años de plazo que se han dado a Arcelor para reducir la contaminación de una chimenea en Gijón.  

Compartir el artículo

stats