La temporada de pesca del salmón y la trucha. comienza mañana, domingo. En el caso de la trucha será solo en algunos tramos y a partir de las 7.30 horas. La temporada truchera se prolongará se dilatará hasta el próximo 15 de agosto. Eso sí, en los catalogados como tramos de pesca sin muerte (captura y suelta) la fecha de cierre se prolongará aún más, hasta el 30 septiembre.

El cupo máximo de capturas ha quedado establecido en seis ejemplares por pescador y día, con una talla mínima, con carácter general, de 19 centímetros. Alcanzado el cupo diario se podrá seguir pescando en la modalidad de pesca sin muerte. Ese mismo cupo de seis ejemplares diarios rige también para los reos. 

Por lo que respecta a las zonas salmoneras y de alta montaña, la apertura de la pesca de la trucha, reo y otras especies (no salmón) será desde el tercer domingo del mes de mayo (día 15) hasta el 15 de agosto. No obstante, buena parte de los ribereños del río Sella vienen señalando desde hace bastante tiempo que el inicio de la temporada de pesca de trucha debería coincidir con la campaña en las aguas o zonas salmoneras, en todos los ríos. 

Otro handicap con el que se topan ribereños y deportistas asiduos a la pesca de la trucha, sobremanera en los pequeños tramos abiertos en la cuenca del Sella, es la proliferación de cormoranes, garzas e incluso nutrias, que se ceban del hábitat piscícola. Como, por ejemplo, lo que viene aconteciendo desde hace varios meses en buena parte del río Güeña, uno de los afluentes del Sella, a su paso por el concejo de Cangas de Onís. Los pescadores del Sella afirman que estos depredadores están esquilmando el río.

Ha quedado también autorizada, un año más, la pesca para el control de especies exóticas invasoras presentes en masas de aguas de Asturias,. Las especies invasoras de peces, en caso de ser capturadas, deberán de ser sacrificadas de inmediato en el lugar de la pesca (sea zona con o sin muerte), al igual que los cangrejos americanos.

Por otra parte, lo que sigue sin cuajar entre los ribereños es la pesca de salmón en la especialidad de captura y suelta (sin muerte), que también comienza mañana en aguas continentales asturianas. Ayer no se había cogido ni un solo coto para esa modalidad de pesca sin muerte al salmón en las cuencas del Sella y del Cares-Deva. Y es que, a diferencia de lo que ocurre en otras zonas de la región, apenas tiene arraigo en la comarca oriental.