Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El control del covid se relaja: así se gestionará la pandemia desde hoy

La estrategia que hoy entra en vigor suprime los aislamientos y establece que solo se cuenten los casos graves y sucedidos en lugares vulnerables

La nueva estrategia de control del covid-19 entra en vigor este lunes. Las principales novedades, tanto en Asturias como en el conjunto de España, consisten en que dejarán de contarse todos los positivos de coronavirus para centrarse solo en los casos graves y en los entornos vulnerables; y en que se pone fin a los aislamientos de las personas con síntomas leves o sin ellos, las pruebas generalizadas y los rastreos.

Más de 200.000 casos en el Principado

Esta nueva etapa se inicia cuando en Asturias se han registrado –según el Ministerio de Sanidad– 203.333 contagiados y 2.582 muertos. Como es bien sabido, la Consejería de Salud del Principado cifra los fallecidos en alrededor de 1.000 más, cuantía que cuadra mucho mejor con las estimaciones del Instituto de Salud Carlos III y del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Casi 2,5 millones de pruebas

Hasta la fecha, en la región se han llevado a cabo 2.474.981 pruebas diagnósticas del covid en 688.511 personas distintas. Estas cifras corresponden a los test realizados en dispositivos contabilizados, de un modo u otro, por la Administración sanitaria. Resulta evidente que no incluye, por ejemplo, las decenas de miles de pruebas de antígenos practicadas en los domicilios o en otros espacios privados. De ese volumen global de pruebas diagnósticas, 2.059.230 han sido pruebas PCR, las más fiables para detectar al patógeno de origen chino. Además, se han llevado a cabo 252.006 pruebas de antígenos y 163.745 análisis de anticuerpos.

Solo graves y vulnerables

La nueva estrategia de vigilancia y control del covid, aprobada el pasado martes por la Comisión de Salud Pública (Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas), supone un paso más hacia la normalización que implica “aceptar un cierto nivel de transmisión” entre la población vacunada, joven y sana para pasar a centrarse solo en las personas más frágiles. De esta forma, desde hoy solo van a contabilizarse los casos graves y aquellos que se den en ámbitos vulnerables: centros sanitarios, sociosanitarios y de día que prestan asistencia sociosanitaria, prisiones y otros lugares con personas institucionalizadas... Solo se harán pruebas, entre otros grupos, a mayores de 60 (unas 350.000 personas en Asturias), inmunodeprimidos, embarazadas o personas que residen o trabajan en entornos con personas de riesgo.

Menos aislamientos

Todos los casos confirmados con síntomas leves ya no tendrán que aislarse, sino “extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales utilizando de forma constante la mascarilla y manteniendo una adecuada higiene de manos durante los diez días posteriores al inicio de síntomas”. Si son personas laboralmente activas se les recomienda teletrabajar.

¿Fin de la mascarilla en interiores?

El Congreso debatirá y votará esta semana si es momento de suprimir ya la obligación del uso de las mascarillas frente al coronavirus, no sólo en espacios exteriores, sino también en interiores. Por un lado, el Pleno de la Cámara discutirá una propuesta presentada por Ciudadanos, que también aprovechará la sesión de control del miércoles. Pero también Vox defenderá otro texto similar mañana, martes, en la Comisión de Sanidad.

Confinamientos en Shanghai

La ciudad oriental china de Shanghai se confinará a partir de hoy, lunes, a raíz de un rebrote de covid-19. Los distritos que quedan al este del río Huangpu entrarán en confinamiento a partir de hoy y hasta el 1 de abril, fecha en la que tocará el turno a los distritos situados al oeste del río, que divide la ciudad, hasta el 5 de abril. Según el anuncio de las autoridades locales, todos los habitantes deberán permanecer en sus hogares durante el período indicado.

Eficacia de la cuarta dosis vacunal

La cuarta dosis de la vacuna del laboratorio de Pfizer frente al covid-19 reduce el riesgo de muerte por el virus en casi el 80 por ciento, según ha revelado un estudio de la mutua israelí Clalit basado en datos de más de medio millón de personas de entre 60 y 100 años. El estudio, de tipo preliminar, fue realizado por el Departamento de Medicina Comunitaria de Clalit junto con dos centros académicos israelíes. Se hizo entre enero y febrero pasados, con la variante ómicron ya como dominante.

Compartir el artículo

stats