Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un terremoto sacude la cuenca del Navia: "La actividad es habitual, pero no lo es tanto una magnitud de 3.5"

Es uno de los valores más altos de los últimos años en una zona de habitual actividad sísmica

Zona donde ha tenido lugar el epicentro del seísmo

El Occidente de Asturias y especialmente el concejo de Boal y la cuenta naviega sintieron ayer a las 6.43 horas de la madrugada un terremoto de magnitud 3.5 con epicentro en Illano. Muchas personas se percataron de la intensidad, si bien el movimiento no provocó daños ni fue “peligroso”, según los especialistas.

En esta zona de Asturias, la tercera con más probabilidades de sufrir un terremoto de la Península tras la zona comprendida entre Granada y Murcia y Galicia, ya se registraron otros movimientos de tierra en los años 2012, 2020 y 2021. Es decir, según el geólogo de la Universidad de Oviedo, Carlos López, “la actividad es habitual, pero no lo es tanto una magnitud de 3.5, que es la más alta de los últimos anotados, que no pasan de 2.2”.

La fuerza con la que las personas residentes en esta zona de Asturias percibieron el terremoto fue leve, si bien muchos vecinos se despertaron por el movimiento. En concreto, la intensidad que midió el Instituto Geográfico Nacional de España fue de cuatro puntos, lo que quiere decir, siempre según López, que terremoto se sintió especialmente dentro de los edificios y poco o muy poco en el exterior. “El nivel de vibración no asusta porque es moderado”, detalla el geólogo. En este caso concreto, se pudo percibir un leve temblor del edificio, la habitación o la cama; ‘golpeteo’ de vajillas, cristalerías, ventanas y puertas; y movimiento de los muebles de poco peso.

“Necesitamos que sea superior a una magnitud cinco para empezar a preocuparnos”, añade el geólogo, uno de los especialistas de la Universidad de Oviedo que aboga por crear una red de estaciones sísmica más numerosa en el Occidente asturiano.

Compartir el artículo

stats