La variante de Pajares abrirá a principios del año que viene y el puente de La Barrosa, en la autopista A-63 en Salas, lo hará en los primeros días de este verano. Así lo anunció este miércoles en Ribadesella la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez. El retraso en la apertura de la nueva conexión ferroviaria con la Meseta no tiene "nada que ver" con el hecho de que haya elecciones en mayo de 2023, subrayó la Ministra, que presentó el proyecto de ampliación del puente de la ría del Sella, que su departamento licitará "en los próximos meses".

Raquel Sánchez negó rotundamente que el Gobierno planee cerrar conexiones de cercanías en Asturias. Al contrario: manifestó la apuesta del gobierno por el ferrocarril en la región. Y repasó las obras de titularidad estatal pendientes en la región, asegurando que todas ellas avanzan adecuadamente.

Tanto la Ministra como el regidor de Ribadesella, Ramón Canal, y el presidente del Principado, Adrián Barbón, destacaron el trabajo realizado en pro del proyecto de ampliación del puente riosellano -una vieja reivindicación local- por la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, presente en la presentación de la licitación en su pueblo natal.

Barbón, por su parte, destacó que "hoy empieza a hacerse realidad una aspiración histórica de Ribadesella" y mostró buena sintonía con el Ministerio de Transportes y el Gobierno central.  Lo hizo respecto a la Variante: "Después de acumular retraso sobre retraso, después de una inversión colosal cercana a los 4.000 millones, ahora que la conexión con la alta velocidad está al alcance de la mano no podemos consentirnos más demoras. De nuevo, como con la ampliación del puente sobre la ría del Sella, queremos contar y sabemos que contamos con tu compromiso". Y también le recordó otras necesidades de la región: "Ministra, conoces bien las necesidades de Asturias, porque estamos en permanente comunicación. Por ejemplo, las que atañen al cumplimiento riguroso del plan de choque de la red de cercanías ferroviarias y el mantenimiento de las actuales líneas en Asturias, los necesarios avances en las comunicaciones del suroccidente –con la agilización de la autovía (A-63) a la cabeza-, las actuaciones urbanas previstas en Gijón, Oviedo, Avilés o Langreo o la aplicación de las bonificaciones acordadas en el peaje del Huerna".

Y agregó Barbón: "En el ministerio, repito, conocéis de sobra estas necesidades. Esto no va de caprichos ni de apuntarnos a todas las ocurrencias. Al contrario, se trata de fundamentar y seleccionar bien las prioridades para que Asturias cuente en el plazo más corto posible con la malla de infraestructuras apropiada para el siglo XXI. Sabes que las que he citado –y alguna más- han sido abordadas conjuntamente con tu ministerio, y que sobre todas ellas hemos alcanzado compromisos firmes, sólidos, técnicamente justificados". El Presidente continuó para profundizar en su buena sintonía con el Gobierno central de Sánchez: "Esta mañana, al igual que aquel día de septiembre que viajamos juntos bajo la cordillera (el primer viaje del tren en pruebas por la Variante), nos has dado razones para confiar en el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Al Gobierno del Principado, que practica la lealtad institucional, nos gusta trabajar así: defendiendo los intereses de Asturias con exigencia, sí, y también con diálogo, colaboración y compromisos mutuos". 

El alcalde riosellano, Ramón Canal, calificó el día de hoy de "histórico", al comenzar a hacerse realidad la ampliación del puente de la villa por el que discurre la N-632, una antigua aspiración de los vecinos y el Ayuntamiento.