Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las mejoras con las que (según los usuarios) el tren de cercanías volvería a despegar en Asturias: "Las están desmantelando"

Nuevos trenes, una reforma horaria que permita ir y volver en el día del Occidente a Oviedo y duplicar vías entre Noreña y Gijón, entre las demandas

Un tren de la línea de Feve Gijón-Laviana circula a la altura de Sotrondio. | LNE

El “desamparo” de las cercanías en Asturias está siendo denunciado reiteradamente por las asociaciones de usuarios. Así, el grupo Asturias al Tren lleva varios años insistiendo en que la “necesaria” inversión para reparar la infraestructura, “particularmente la del ancho métrico (antigua Feve), abandonada durante décadas, no representa ninguna mejora, ningún avance”. De ahí que exijan, además del “mero mantenimiento”, proyectos de mejora de la red. Y entre esos proyectos este colectivo destaca la duplicación de vía entre Gijón y Noreña, que considera “una prioridad absoluta, más ahora que se ha implementado el sistema ASFA digital con gravísimos perjuicios y retrasos en los tiempos de viaje”, 15 minutos más en los trayectos de Gijón a Laviana y Oviedo. Según este colectivo, esa obra sí significará “una mejora real de la red de ancho métrico”.

La Asociación de Usuarios de Renfe Feve España y la Asociación para el Fomento del Ferrocarril Convencional y la movilidad (Affecom) también llevan años de lucha por la mejora de las cercanías. Una de sus últimas exigencias es que se cambie la configuración de las restricciones impuestas por el nuevo sistema de seguridad ASFA digital versión 4.1 en la red de Feve, con limitaciones a 30 y 10 kilómetros por hora en puntos donde hasta hace unas semanas los trenes avanzaban a 60 y 30 kilómetros por hora. Porque esas restricciones están suponiendo “un aumento muy considerable de los tiempos de viaje”. Estos dos colectivos han reclamado al presidente del Principado, Adrián Barbón, que siga los ejemplos de otros presidentes autonómicos que han logrado el compromiso de Renfe y Adif para reducir los tiempos de viaje en las cercanías de ancho métrico.

“Llevamos años pidiendo una reforma horaria para permitir ir y volver en el día desde el occidente de Asturias a Oviedo y Gijón, ya que desde Luarca, Navia o Vegadeo no existe esa esta posibilidad en trenes de media distancia de ancho métrico”, resalta Affecom. Entre las peticiones de esta asociación figuran la de habilitar “trenes fiables y semidirectos en media distancia para las alas, quitando paradas en pequeños núcleos de zonas de cercanías de Galicia, Asturias y Cantabria para Oviedo-Ferrol y Oviedo-Santander”.

Reclama, asimismo, una reforma horaria que permita los viajes de ida y vuelta en el día desde el occidente de Asturias a Oviedo, “habilitando unos horarios acordes a las necesidades de la gente. El primer tren que sale de Ferrol a Oviedo a las 8.20 debe salir antes y el último tren que sale de Oviedo a Ferrol a las 14.30 debe salir después”, señala.

Otra demanda: “Pasar a paradas facultativas las que actualmente están anuladas para los trenes de las mañanas, como son en la línea Oviedo-Ferrol las de Villademar, San Cosme, Valdredo, Barcia, Otur, Piñera, Loza, Cartavio, Tol, Las Campas de Castropol y Vilavedelle”.

Tanto la Asociación de Usuarios de Renfe Feve España como Affecom exigen mejoras en la infraestructura actual: “Habilitar variantes en tramos de curvas y eliminar limitaciones de velocidad que aumentan los tiempos de viaje”. Subrayan que en el caso de Oviedo-Ferrol existen varios tramos que deben ser renovados: Vegadeo-Castropol, Las Campas de Castropol-La Caridad, Medal (Hospital de Jarrio)-Navia y Villapedre-Soto de Luiña. “Al mismo tiempo seguimos pidiendo nuevos trenes que acaben con los retrasos y cancelaciones, así como a contratar personal suficiente”, añaden.

Estos dos colectivos de usuarios han lanzado un mensaje dirigido a Barbón y al consejero de Medio Rural, Alejandro Calvo: “No hay derecho a hablar de movilidad sostenible mientras se desmantela el ferrocarril, dejando la infraestructura ferroviaria abandonada. Pasen de las palabras a los hechos con todo lo que les planteamos”.

Las asociaciones de usuarios denuncian el incumplimiento del Plan de Cercanías Ferroviarias para Asturias, anunciado a bombo y platillo en 2017 por el Ministerio de Fomento (ahora de Transportes), que contemplaba 121 actuaciones a desarrollar hasta el año 2025, con un coste de 580,96 millones, de los que 228,8 se destinaría a la red de ancho Renfe y 178,6 a la de ancho métrico (Feve). En una primera fase, hasta este año, se deberían haber acometido ya obras por valor de 350 millones. No se ha ejecutado aún ni siquiera la mitad. Tampoco ha llegado ninguno de los diez trenes para la red de Feve que se iban a incorporar entre 2019 y 2022, con una inversión estimada de 45 millones.

No obstante, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Raquel Sánchez, tras negar rotundamente que se vayan a cerrar líneas de cercanías en Asturias, aseguró el pasado miércoles en la visita que giró a Ribadesella que su departamento tiene en cartera “un ambicioso plan de cercanías por importe cercano a los 1.000 millones de euros, de los que tenemos movilizados 670 millones”.

La realidad es que la situación de las cercanías es dramática. En especial las de la antigua Feve: perdieron el 73% de los usuarios desde 2005, al pasar de 4,9 millones de usuarios a 1,3 millones en 2021. Además, algunos trayectos se cubren a una media 35 kilómetros por hora, la misma velocidad a la que circulaban los trenes de madera de la época franquista.

Adif, no obstante, ve el vaso medio lleno. Destaca el “importante esfuerzo inversor” que está protagonizando para modernizar la red de ancho métrico de Asturias, que según afirma se ha dejado notar en múltiples capítulos. El administrador ferroviario destaca que entre 2018 y 2021 ha invertido más de 33 millones en actuaciones de mejora de la infraestructura, y que actualmente se están ejecutando obras por valor de más de 83 millones en trabajos de renovación de vía, estabilización de trincheras y taludes, obras de reparación de daños por temporales, refuerzo de túneles y puentes y mejora de la línea aérea de contacto, entre otras actuaciones.

Además, Adif subraya que tiene en la actualidad obras en licitación por valor superior a los 56 millones en la red asturiana de Feve, entre las que destaca el proyecto de normalización y modernización de bloqueos automáticos en la línea Gijón-Pravia, así como varios proyectos relacionados con la superestructura de vía y electrificación del soterramiento de Langreo, o la ejecución de nuevos enclavamientos en las estaciones de Veriña y Serín, licitada en febrero por 14,5 millones. Para los próximos años (2022-2025), Adif prevé que invertirá cerca de 150 millones de euros la red asturiana de ancho métrico, fundamentalmente en proyectos relacionados con la modernización y automatización de las instalaciones.

Compartir el artículo

stats