Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumentan los trastornos diagnosticados en salud mental: una de cada cuatro familias tiene algún caso

El informe resalta el aumento de los trastornos de salud mental diagnosticados. Así, en 2018 un 11 por ciento de las familias contaban con algún miembro que sufría una enfermedad mental; el año pasado esa cifra se elevó al 23%, prácticamente una de cada cuatro familias. “Este hecho convierte a Asturias en una de las comunidades autónomas con mayor porcentaje de hogares en los que alguno de sus miembros padece una enfermedad mental”, sostiene el informe Foessa. Además, en el 46% de los casos el diagnóstico se produjo durante el último año, justamente después de la pandemia. La pandemia también ha elevado el aislamiento de las personas y debilitado redes de ayuda mutua entre hogares. El aislamiento impacta especialmente en los hogares con personas más vulnerables o en aquellos que viven solos, sin respaldo ante la enfermedad o las dificultades, una situación que padecen 29.000 asturianos.

Compartir el artículo

stats