Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unanimidad en la Junta a favor de hacer hijo adoptivo a López-Otín: "Ojalá tuviéramos más como él"

Todos los grupos avalan la propuesta del Presidente con alguna demanda de que vaya acompañada de "más recursos para la investigación" en la región

Carlos López Otín Miki López

Toda la Junta General del Principado se ha manifestado este miércoles sin fisuras y con muy pocos matices a favor de la propuesta del presidente de distinguir al investigador de la Universidad de Oviedo Carlos López-Otín con el título de hijo adoptivo de Asturias. La iniciativa debe contar con un informe favorable de la Junta, y compete a la Mesa de la cámara determinar si el dictamen debe ser ratificado por el Pleno, pero las declaraciones previas de los grupos apuntan hacia la unanimidad. “Todo reconocimiento nos parece poco” para dar lustre a la figura del bioquímico, empieza el diputado del PP Pablo González. “López-Otín, su legado, su trabajo, su experiencia y lo que representa su figura para todos nosotros no es patrimonio de nadie”. Les parece bien la propuesta, con una única sombra en cuanto a la fórmula de su anuncio –“nos hemos enterado por los medios de comunicación”–, pero ninguna respecto al fondo. El científico “es algo de lo que podemos presumir, estamos escasos de ‘lopezotines’. En estos momentos de zozobra institucional y gubernativa, y de muchas dudas, son importantes los referentes y él lo es para todos nosotros”, concluyó.

“Es una personalidad en nuestra Universidad y en la ciencia e investigación en Asturias”, ratifica la portavoz de Ciudadanos, que vislumbra “un buen candidato”. Después de recordar que el bioquímico ya tiene el mismo título en Castrillón, y aunque la propuesta “no se ha valorado oficialmente en el partido”, el portavoz de Podemos, Rafael Palacios, avanza que “nos parece bien. Es una persona conocida y reconocida en Asturias”, resalta, y acompaña su satisfacción con la confirmación de la luz verde a la concesión de los títulos de hijos predilectos a título póstumo para los luchadores antifranquistas José Antonio Alonso Alcalde, Felipe Matarranz y Cristino García Granda, para lo que ha sido necesaria la reciente modificación de la ley de honores y distinciones del Principado.

El nombramiento de Otín en Castrillón adelanta la respuesta favorable de la exalcaldesa y actual portavoz de IU en la Junta, Ángela Vallina. “Es un gran científico, pero también una gran persona”, señala. “Lo que le ha pasado no es de recibo y si tuviéramos más ‘otines’ en Asturias también tendríamos tal vez otro tipo de perspectivas en la ciencia y la investigación. Me parece justo y muy bien”.

El bioquímico es “referente y emblema para Asturias”, la sigue el portavoz de Foro, Adrián Pumares, para quien “la caza de brujas a que ha sido sometido no tiene justificación posible”. A su juicio, eso sí, la decisión de Adrián Barbón “deber ir acompañada de recursos para el personal investigador, porque siempre nos quedamos en la foto y el titular”. Para acabar la ronda parlamentaria, el portavoz de Vox, Ignacio Blanco, López-Otín es “una personalidad relevante que aporta prestigio a nuestra región” y su nombramiento como hijo adoptivo resulta pertinente. Su única condición es que la propuesta no se vote conjuntamente con la de los tres guerrilleros antifranquistas, porque en tal caso su grupo, anuncia, se pronunciaría en contra.

Compartir el artículo

stats