Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Notable descenso de los hospitalizados por covid, mientras la mortalidad sigue siendo alta

Asturias mantiene la petición al Ministerio para aplicar la cuarta dosis, mientras la OMS la aconseja para personas mayores e inmunodeprimidas

Una sanitaria se cambia los guantes tras realizar la prueba durante la realización de PCR.

La mortalidad por covid-19 continúa siendo elevada en Asturias: en los cuatro días que median entre el jueves y el domingo de la semana pasada se registraron un total de 24 fallecidos, con edades comprendidas entre 63 y 99 años. La cifra de enfermos que están hospitalizados evoluciona a la baja, y también se registra un ligero descenso en el ritmo de contagios entre los mayores de 60 años, franja de población de la que actualmente registran datos las administraciones sanitarias. Esta tendencia a la baja contrasta con lo que está observándose en el conjunto de España, donde la incidencia evoluciona al alza.

El pasado domingo, la tasa de infectados en el Principado entre los mayores de 60 años era de 1.235 por cada 100.000 habitantes, frente a los 843 de media nacional. La cifra de Asturias es la séptima más alta entre las 17 comunidades autónomas del país. El pasado domingo, 332 personas permanecían hospitalizadas con confirmación de covid en los hospitales de la región: de ellos, 326 pacientes estaban en planta y 6 en cuidados intensivos (UCI). El miércoles de la semana pasada eran 372, de los cuales 363 permanecían en planta y 9 en UCI.

Con todo lo dicho, los seis indicadores relacionados con la ocupación asistencial determinan que el nivel de riesgo por covid en Asturias es “alto”.

Refuerzo de la vacuna.

La cuarta dosis de la vacuna contra el covid-19 debe estar dirigida por el momento únicamente a personas con la inmunidad debilitada y mayores, afirmó ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS). “No hay datos específicos que justifiquen recomendar la cuarta dosis de manera más amplia”, declaró la científica jefe de la organización, Soumya Swaminathan, en una rueda de prensa dedicada a la evolución de la pandemia. Varios países de Europa y Latinoamérica están ofreciendo a sus poblaciones la cuarta dosis.

Asturias mantiene la petición.

En España, la cuarta dosis –o segunda de refuerzo–aún tendrá que esperar algunas semanas antes de que la Comisión de Salud Pública emita una resolución mientras Murcia, Andalucía, Galicia o Asturias apremian al Ministerio de Sanidad a que les dé luz verde ante un escenario de más contagios que está afectando principalmente a los mayores de 80 años. El pasado jueves, se reunió la Comisión de Salud Pública, con la Ponencia de Alertas y la de Vigilancia, para debatir, entre otros asuntos, la situación epidemiológica por la pandemia y el estado de la vacunación en España. Aún no hay una decisión definitiva respecto a la cuarta dosis para los mayores, sobre la que expertos y organismos como la Agencia Europea del Medicamento (EMA) insisten en que no hay suficiente evidencia científica, aunque países como Francia y Alemania se han adelantado a administrar este segundo refuerzo a mayores de 60 años y a personal sanitario. Hasta el momento, en España solo se inocula a los inmunodeprimidos.

Compartir el artículo

stats