Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Afloran ya 300 interinos más de los que creía tener en el Principado: así va el plan para reducir temporalidad

Cogersa es la primera entidad en concretar su plan, que afectará a 52 puestos de su plantilla

Una protesta de interinos.

El proceso para reducir la temporalidad ya ha aflorado más de 300 puestos desempeñados por interinos en la administración autonómica que no tenía identificados el Principado. El Gobierno regional tiene de plazo hasta el 1 de junio para definir el número total de plazas a convocar en los concursos de méritos y concursos-oposición que deberá tener resueltos en 2024, para cumplir la condición de Bruselas de reducir al 8 por ciento la interinidad en el empleo público a cambio de la concesión de fondos de recuperación.

La dirección general de Función Pública remitió a los sindicatos hace dos semanas un primer borrador que estimaba en 7.546 plazas el número de empleos que debería estabilizar para reducir la interinidad, de los que 1.945 correspondían a administración y servicios (consejerías y organismos del Principado), 4.697 al sector de la sanidad y 934 al ámbito de la educación. La práctica totalidad de los sindicatos ya plantearon de antemano que esa convocatoria, pese a ser importante, podía quedarse “corta”, pues tenían localizadas plazas que no estaban incluidas en esa primera relación. De hecho, las organizaciones sindicales remitieron correos a sus afiliados y lanzaron llamamientos masivos a los interinos para que comunicaran su situación y poder comprobar si la estimación del Principado era correcta.

Solo en el ámbito del personal laboral de administración y servicios, ya se han detectado algo más 300 plazas ocupadas por interinos desde hace más de tres años que no formaban parte de ese primer listado provisional. “Estamos muy contentos de que se haya confirmado ese aumento, pero siguen faltando muchas plazas”, aseguró ayer a LA NUEVA ESPAÑA Sergio Fernández Peña, presidente de CSIF Asturias, que puso un ejemplo del “atasco” que hay con las plazas que deben ser objeto de este proceso de estabilización. “En la oficina de General Elorza, en Oviedo, hay dos orientadores laborales que llevan 16 y 22 años trabajando para el Principado, pero la Administración tiene dudas y no los ha incluido porque su salario va con cargo a un programa y no forma parte del capítulo 1”, expone el responsable de CSIF, que no entiende la argumentación que la hacen desde la administración autonómica. “La ley que regula este proceso de reducción de la interinidad establece que no puede aumentar el gasto en personal, pero es que esos contratos se están pagando, están teniendo un coste, aunque sea a través de un programa y no cuelgue directamente del capítulo presupuestario de Personal. Es indiscutible que si llevas trabajando 22 años para el Principado tienes derecho a que se estabilice esa plaza”, sostiene Sergio Fernández Peña. El coordinador de USIPA, José Luis González, destacó la colaboración de los trabajadores temporales en este proceso de estabilización. “La gente se juega el futuro porque este proceso será exclusivamente para esta ocasión”, comenta. La próxima semana está prevista una nueva reunión entre la dirección general de Función Pública y los sindicatos para dar forma al listado definitivo.

Por el momento, Cogersa ha sido primera entidad pública autonómica que ha dado a conocer su necesario plan para reducir la interinidad de personal, que afecta a 52 puestos: 10 de conductores y peones se cubrirán por concurso de méritos y 42 de operario, conductor y peón saldrán a concurso-oposición. En total, Cogersa cuenta con una plantilla de 172 trabajadores fijos, a los que hay que sumar el personal contratado de forma temporal en los últimos años, entre los que están los 52 puestos que ahora se estabilizarán.

Compartir el artículo

stats